Educacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6632 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ORIGEN DEL HOMBRE ¿CAÍDA O ASCENSO?
Tomado de Andrés Holguín. La Pregunta por el Hombre. Bogotá: Planeta, 1988. P. 28-45

PRESENTACIÓN
Una imagen del hombre auténtico, del hombre cósmico, del hombre universal del siglo XX, es la que presenta el intelectual colombiano Andrés Holguín, en su obra titulada con acierto: La Pregunta por el Hombre.

Es importante descubrir en los doscapítulos seleccionados del título antes mencionado, cómo el autor tiene un gran interés por mostrar la evolución del hombre en su proceso de humanización, el cual se da desde la dimensión biológica y en procura de la construcción y de su propia y asombrosa superación. Reconoce el autor y catedrático bogotano, el papel inteligente del hombre en su empeño de construir nuevas y dignas formas de vida, asícomo del cambio de unos valores por otros que permiten unas mejores formas de vida, no sin antes reconocer que esto es posible, en tanto se mantenga la condición de humanidad propia de todo hombre.

Sin omitir las creencias que otorgan un origen divino al hombre, el autor demuestra a lo largo de su profunda reflexión como el origen de los humanos lo marca “un hombre que ha venido haciéndose yque continúa todavía haciéndose a sí mismo” (Holguín. Op.Cit. p.25).

CAPÍTULO I. LA ÚNICA PREGUNTA QUE NOS ABARCA
¿Qué es, quién es el hombre?. Esta es, en realidad, la única pregunta que nos abarca, que comprende a todos los seres humanos; y, que además, apunta hacia los hombres del pasado y del porvenir. Unico interrogante que concierne, directa y exclusivamente, a quien lo formula.Filosofía, religión, ciencia, moral y arte – las cinco grandes ramas de la cultura- formulan numerosas preguntas. Sin duda, más preguntas que respuestas definitivas. Interrogantes obsesivos que aluden a Dios y a la naturaleza, al ser y a los distintos entes, al comportamiento y a la belleza, pero, entre esas innumerables cuestiones, solo hay una que pone en duda el conocimiento del hombre sobreel hombre y que, a la vez, exige apremiantemente una respuesta.

Esta pregunta, la ya enunciada, es quizá la más antigua de todas, pues antes de indagar sobre los dioses y el mundo, sobre otros seres y sobre normas de comportamiento, el hombre – allá en sus remontísimos orígenes, que por lo demáas desconocemos- tuve que interrogarse sobre sí mismo: ¿quién soy yo? Debió balbucir nuestro primerantepasado. Pero esta pregunta, cargada de dudas, de asombro y de perplejidad, atraviesa milenios y llega hasta nosotros. Llega sin perder actualidad, pues a lo largo de los siglos incontables el hombre no ha logrado hallar una respuesta satisfactoria.

Lo cierto es que hoy abrimos otra vez el interrogante con la misma incertidumbre de nuestro lejanísimo ancestro.

La incertidumbre, ahora,no proviene de falta de respuestas, ya que son innumerables las que, desde todos los ángulos, se han propuesto, sino de la insuficiencia de todas ellas.

El hombre es un ser entre muchos seres. Situado en medio de una extraña “naturaleza”, de la cual hace parte, debe legítimamente preguntarse cuúl es su esencia, cuál es su origen y cuál es su destino, cómo puede definirse a sí mismo –si talaventura es posible-, cuándo, cómo y dónde aparecen sus primigenios antepasados, en qué se diferencia de los otros “seres” que habitan su mismo planeta, y también cuál es la energía que llamamos amor y qué es ese término final que llamamos muerte.

Son, pues, no una sino muchas preguntas: sobre el hombre y sobre todo aquello que el hombre suscita.

La pregunta del hombre por el hombre tiene –hasta donde sabemos- una connotación especialísima: es el único ser que se interroga sobre sí mismo. Los demás seres vivos de la naturaleza pasan su efímera existencia –tan efímera como la del hombre- sin el grave interrogante sobre su esencia, origen y destino; y, por lo tanto, parecen llevar esa exigencia con mayor sosiego o serenidad. Se diría que, más integrados a la tierra, desconocen las...
tracking img