Educar ahora 2011

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 53 (13053 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El reto de educar en un mundo relativo |
Se educa porque se ama. Detrás de cada acto de educación está un acto de amor, es decir, el buscar el bien de la persona amada, que en este caso es el niño, el joven o el adolescente. |
  |
|
El reto de educar en un mundo relativo |

La pasión por educar
El mundo religioso siempre ha tenido una pasión por educar. Desde los vestigios de lavida consagrada representada por anacoretas, monjes de clausura o las primeras congregaciones femeninas de vida activa, la nota característica ha sido la de transmitir una cierta visión de la vida a las generaciones futuras. “En la historia de la Iglesia, desde la antigüedad hasta nuestros días, abundan ejemplos admirables de personas consagradas que han vivido y viven la aspiración a la santidadmediante la labor pedagógica y que, a su vez, proponen la santidad como meta educativa. De hecho, muchas de ellas han alcanzado la perfección de la caridad educando. Este es uno de los dones más preciados que las personas consagradas pueden ofrecer hoy también a la juventud, brindándole un servicio pedagógico rico de amor, según la sabia advertencia de san Juan Bosco: «Los jóvenes no han de serúnicamente amados, sino que han de saber que son amados».”1 Una pasión que ha sido siempre nota característica y que ha empujado a muchos fundadores y fundadoras a dar su vida por la educación. ¿De dónde nace esta pasión desbordante por educar?

Sin querer dar una definición exhaustiva de lo que es la educación, asunto que tocaremos en otro de nuestros artículos, bien podemos decir que la persona queeduca transmite algo. Y no sólo un bagaje de conocimientos, que bien podría hacerlo la inteligencia artificial como las computadoras o los medios que se ponen a disposición de las nuevas tecnologías, sino que es la transmisión de una experiencia de vida, que en nuestro caso es la experiencia del Espíritu. Quien vive del Espíritu y para el Espíritu, no puede menos que verse perneado en su personade una visión de la vida muy especial. No se trata simplemente de convicciones teóricas o de vivencias emocionales pasajeras. Se trata más bien de un encuentro con una Persona2. Encuentro que se convierte en una experiencia de vida que penetra cada uno de los componentes de la persona y que, por la fuerza del encuentro, genera en la persona que realiza la experiencia, una respuesta y un dinamismocapaz de transformar la persona.

Esta experiencia no puede reducirse a la esfera de la interioridad o de la intimidad de la persona. Como experiencia espiritual, sobrepasa a la persona. Si el espíritu es quien genera la acción, recordando el viejo adagio latino “el actuar sigue al ser”, los actos de la persona que hace la experiencia espiritual son actos que nacen propiamente de esta experienciay llevan connotaciones muy específicas. No es sólo una visión de la vida que nace de dicha experiencia. Es una forma de vida que se genera a partir de la experiencia. Esta forma de vida, además de servir de testimonio, es capaz de ser transmitida a otras personas por la fuerza del amor.

Las personas consagradas que a lo largo de los siglos se han dedicado a la educación, más que conocimientoshan transmitidos un ethos, un camino, una forma de vida, porque han transmitido una experiencia del Espíritu. Y es esta experiencia espiritual la que los ha impulsado a la educación en una forma muy peculiar. Los consagrados y las consagradas descubren en la experiencia del Espíritu la verdadera sustancia sobre la cual debe construirse la vida3. Saben diferenciar lo esencial de lo accesorio.Conocer y vivir lo esencial en la vida, esto es, vivir para Cristo, da un impulso único a las personas consagradas. La vida se identifica con lo único necesario, hasta lograr decir con san Pablo . (Flp.3, 7 – 8). La búsqueda de lo único necesario, de aquello que no perece, da a la persona consagrada la capacidad de vivir una vida gozosa, plena, realizada, no exenta sin embargo de penas, trabajos y...
tracking img