El aborto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1314 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Aborto legal para no morir”
Buenas tardes profesor y compañeros, mi nombre es Graciela Álvarez y hoy quiero hablarles sobre un tema muy polémico...el aborto, un tema que concierne a todo el mundo
INTRODUCCIÓN
Antes de empezar, aclaro que ni apoyo ni ataco al aborto. No tengo una posición en contra del mismo, pero también me parece ridículo que las discusiones frente al mismo se realicencomo si se estuviera debatiendo un procedimiento anticonceptivo. El aborto no lo es. Es un procedimiento quirúrgico delicado, que pone en peligro la vida de la madre y que elimina la vida potencial del producto de la concepción. A mí me sorprende la necedad de quienes se enfrascan en la discusión de tan radical método sin pasar por el muy necesario cuidado de los métodos anticonceptivos.
Primerohabría que analizar quienes son las mujeres que abortan. A riesgo de ser simplificado, casi todos los embarazos no deseados que culminan en abortos se deben a dos clases de mujeres. En primer lugar, tenemos a las irresponsables, que quedaron embarazadas por haber tenido relaciones sexuales sin el cuidado adecuado o, peor aún, por creencias religiosas primitivas que las excluyen del uso de métodosanticonceptivos seguros. Siguen, quizá, las que deben su embarazo a una relación sexual impuesta, como es el caso de una violación o de un abuso sexual. En esos dos casos es la mujer quien tiene que tomar la decisión de abortar o no. Sólo ella.
Por supuesto, que no se trata de que las mujeres, en un arrebato de irresponsabilidad recurran al aborto sin ton ni son como forma de luchar contra losembarazos no deseados. Para eso están los métodos anticonceptivos, que deben ser promovidos.
El aborto sí es el fin de la vida del producto. Pero antes habría que preguntarse si vale más la pena dejar en el mundo un niño maltratado, abandonado o severamente limitado,
EL ABORTO EN MEXICO
Hay grupos que han decidido, así sin más, que son los portavoces de la mujer. En México, se distinguen dosprincipales.
Por un lado tenemos el encabezado por la iglesia católica y los grupos para eclesiásticos que de ella dependen o derivan. En México, destaca en este sentido Próvida. Supuestamente bajo el lema de proteger la vida, y cegados por sus creencias, atacan violentamente a todo tipo de campaña que pretenda precisamente disminuir el aborto con el uso de métodos anticonceptivos.
En el otrolado, y en el mismo fundamentalismo, tenemos a los grupos de izquierda y en particular a las feministas. En general, se dedican a promover la legalización del aborto y su aplicación indiscriminada, únicamente para lograr ventajas personales y poder político. Dicen ignorar que la legalización del aborto en Estados Unidos no ha dado los resultados que se esperaban. Sigue siendo la sexta causa demortalidad materna en Estados Unidos, sin contar un subregistro de algo así como el 50 por ciento ya que estas clínicas abortistas son líderes en la evasión fiscal. Cerca del 10 por ciento de las mujeres que abortan terminan requiriendo transfusiones por las hemorragias que presentan. Casi el 25 por ciento de las que se someten a abortos del segundo trimestre desarrollan esterilidad, debida sobre todoa infecciones. El 42 ó 44 por ciento de los abortos provocados con prostaglandinas se complican.
Para ser justos, hay que reconocer que ambos grupos, los de derecha e izquierda son igualmente falsos, interesados sólo en su supervivencia.
El ámbito de decisión individual de la mujer no debe ser violentado por extremistas de estas clases. La mujer, dentro de sus posibilidades y de su libertadindividual, es quien debe decidir si recurre o no al aborto. Esta decisión debe ser muy bien evaluada por ella y, llegado el caso, por su pareja. Pero tan sólo por ellos.
El artículo 334 del Código del Distrito Federal es ya un asunto de vida o muerte entre grupo civiles: un fallo de la Suprema Corte que permite el aborto por malformación del producto.
Según el Instituto Nacional de Geografía,...
tracking img