El ambiente para el crecimiento de la vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (780 palabras )
  • Descarga(s) : 30
  • Publicado : 13 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mt 16: 18; Ro 8:29; Ef 4: 13; Gá 4:2,3; 1 P 1:23

"Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo; sino que está bajo tutores ycuradores hasta el tiempo señalado por el padre"(Ga 4:1-2).
 
EL AMBIENTE PARA EL CRECIMIENTO DE LA VIDA
En los días anteriores vimos que el Señor Jesús murió en nuestro lugar para redimimos, perdonandolos pecados de todo aquel que cree en Él. Sin embargo, no fue sólo el perdón de los pecados que recibimos al creer en Él; también recibimos Su vida dentro de nosotros y hoy veremos cuál es el ambienteadecuado para que esta vida crezca hasta que seamos vencedores y recibamos el galardón.
El Señor como el Hijo del Hombre estaba apto para morir en nuestro lugar y redimirnos de los pecados; y por serel Hijo de Dios es capaz de regeneramos, es decir, darnos la vida divina.
En la Primera Epístola de Pedro, vimos que no fuimos regenerados de simiente corruptible, sino de incorruptible, mediante lapalabra de Dios la cual vive y permanece para siempre (1:23). Fuimos regenerados porque el Señor Se sembró dentro de nosotros como una semilla. Esta semilla no es corruptible, sino incorruptible yeterna. ¡Alabado sea el Señor!
Para engendrar a un hijo es necesario que en el vientre materno haya un embrión, el cual se desarrollará como una semilla hasta alcanzar la forma humana y, finalmentenacerá.
En el vientre de la madre, el feto va tomando forma poco a poco. A los cuatro meses de gestación, éste tiene una cabeza grande y un cuerpo pequeño, pero su forma ya es más proporcional cuandollega a los seis me es.
Espiritualmente hablando, nosotros también estamos siendo conformados a la imagen de Cristo. Fuimos creados a la imagen del Hijo, engendrados de la vida divina. Al creer nacimosnuevamente, pero no podemos permanecer como bebés, necesitamos crecer.
De igual manera, cuando predicamos el evangelio, engendramos hijos espirituales. Después que estos hijos son engendrados, aún...
tracking img