El antropologo como heroe.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5022 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El antropólogo como héroe
Susan Sontag

En Contra la interpretación y otros ensayos Seix Barral, Barcelona, 1984 Edición original:

Traducido por Horacio Vázquez Rial

Against interpretation and other Essays, 1966

La paginación se corresponde con la edición impresa

EL ANTROPÓLOGO COMO HÉROE

La paradoja es irresoluble: cuando menos se comunica una cultura con otra, más difícil esque se corrompan una a otra; pero, por otra parte, en estas condiciones, más difícil será también que los respectivos emisarios de estas culturas sean capaces de abarcar la riqueza y significado de su diversidad. La alternativa es inexorable: o soy viajero de las antiguas épocas, y me enfrento con un espectáculo prodigioso que me resultaría casi ininteligible, dejándome expuesto incluso a burla odisgusto; o soy viajero de mi época, precipitándome a la búsqueda de una realidad desvanecida. En ambos casos, salgo perdiendo... pues hoy, mientras voy quejándome entre las sombras, me pierdo inevitablemente el espectáculo que está tomando forma.

Tristes trópicos

El pensamiento más serio de nuestra época se enfrenta con el sentimiento de orfandad. La manifiesta inseguridad de laexperiencia humana provocada por la inhumana aceleración del cambio histórico ha dejado a todas las mentes sensibles modernas con la impresión de alguna clase de náusea, de vértigo intelectual. Y al parecer, la única manera de curar esta náusea espiritual consiste, al menos inicialmente, en exacerbarla. El pensamiento moderno está comprometido con una especie de hegelianismo aplicado: buscar el Yo ennuestro Otro. Europa se busca a sí misma en lo exótico: en Asia, en el Oriente Medio, entre los pueblos ágrafos en una América mítica; una racionalidad fatigada se busca a sí misma en las energías impersonales del éxtasis sexual o las drogas. La conciencia busca su significado en la inconsciencia; los problemas humanísticos buscan su olvido en la «neutralidad de
85

valores» y la cuantificacióncientíficas. El «otro» es experiementado como una rigurosa purificación del «yo». Pero, a la vez, el «yo» está empeñado en una activa colonización de todos los dominios extraños de la experiencia. La sensibilidad moderna se mueve entre dos tendencias en apariencia contradictorias pero de hecho relacionadas: a la capitulación ante lo exótico, lo extraño, lo otro, y a la domesticación de lo exótico,principalmente mediante la ciencia. Aunque los filósofos han contribuido a la manifestación y a la comprensión de esta orfandad intelectual —y, en mi opinión, sólo aquellos filósofos modernos que así lo han hecho merecen nuestra atención—, son principalmente los poetas, los novelistas, y algunos pintores, quienes han vivido este torturado impulso espiritual, en el trastorno mental voluntariamentealcanzado y en exilios autoimpuestos y en viajes compulsivos. Pero hay otras profesiones cuyas condiciones de vida han sido hechas para dar testimonio de esta vertiginosa atracción moderna por lo ajeno. Conrad en su ficción, y T. E. Lawrence, Saint–Exupéry y Montherlant, entre otros, en sus vidas como en sus escritos, crearon el oficio de aventurero como vocación espiritual. Hace treinta años,Malraux escogió la profesión de arqueólogo y se fue a Asia. Más recientemente, Claude Lévi–Strauss ha inventado la profesión de antropólogo como ocupación total, una profesión que implica un compromiso espiritual similar al del artista creador, el aventurero o el psicoanalista. A diferencia de los escritores antes mencionados, Lévi– Strauss no es hombre de letras. La mayoría de sus escritos soneruditos, y ha estado siempre asociado al mundo académico. En la actualidad, desde 1960, ostenta un importantísimo puesto académico, la recientemente creada cátedra de Antropología Social del Collège de France, y dirige un gran instituto de investigación generosamente dotado. Pero su eminencia académica y sus posibilidades de mecenazgo son magnitudes muy escasamente adecuadas para explicar la inusitada...
tracking img