El arte de enseñar economia, colander

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7215 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
REVISTA ASTURIANA DE ECONOMÍA - RAE Nº 38 2007

EL ARTE DE ENSEÑAR ECONOMÍA*
David Colander**
Departamento de Economía, Middlebury College
Este artículo examina la enseñanza de la economía y sostiene que lo fundamental no es la forma en que se imparte la docencia sino lo que se enseña. El artículo analiza el “nuevo paradigma de la enseñanza” y sugiere que, aunque tiene muchas cosas buenas,prevalece sobre el mismo un “enfoque del sentido común”, que combina cuestiones de contenido y de forma, y que está a medio camino entre el viejo y el nuevo paradigma de la enseñanza.

Palabras clave: David Colander, enseñanza de la economía, nuevo paradigma de la enseñanza, paradigma tradicional de la enseñanza, enfoque del sentido común de la enseñanza.

1. INTRODUCCIÓN
La mayoría de loseconomistas académicos simultanean enseñanza e investigación, aunque suelen considerarse a sí mismos o bien docentes o bien investigadores. Quienes se consideran ante todo investigadores ven la enseñanza como una molestia necesaria y piensan que la investigación sobre la enseñanza en el campo de la economía no es en realidad investigación económica. Personalmente, estoy en total desacuerdo con estapostura y en mi trabajo sobre la profesión (Colander y Klamer, 1990; Colander, 1991; Colander y Brenner, 1992) les he hecho algunos reproches a quienes se consideran a sí mismos sobre todo investigadores, instándoles a tomarse la enseñanza más en serio. Este artículo está dirigido a un grupo distinto de economistas: a aquellos que se consideran en primer lugar docentes, pero que desarrollan

(*)© Economics Network of The Higher Education Academy. La versión original de este artículo, titulada “The Art of Teaching Economics”, se publicó en International Review of Economics Education (vol. 3, nº 1, 2004, pp. 63-76) (www.economicsnetwork.ac.uk/iree/). La presente traducción se publica en Revista Asturiana de Economía con el consentimiento del autor y la autorización de la Economics Networkof The Higher Education Academy. La traducción ha sido realizada por Mireia Carol Gress y la revisión técnica corresponde a Mario Piñera. (**) Quisiera agradecer sus útiles comentarios sobre versiones previas de este artículo a mis colegas, a los evaluadores del artículo, a los asistentes a la sesión sobre la Enseñanza de la Economía de la Canadian Economics Association, y a los asistentes a losTalleres sobre la Enseñanza de la Universidad de Richmond y de la Universidad de Kentucky, donde presenté versiones anteriores de este trabajo como conferencias de apertura.

23

DAVID COLANDER. EL ARTE DE ENSEÑAR ECONOMÍA

una actividad investigadora en el área de la enseñanza de la economía, y a los que leen y publican en las revistas especializadas en este campo. Este trabajo se basa enmis observaciones y en los debates que he mantenido con los asistentes a muchos de los congresos docentes a los que, como autor de un libro de texto de economía y como persona muy interesada en la enseñanza de la economía, asisto con regularidad. Gran parte de los trabajos de investigación que se presentan en estos congresos tratan más de la forma de enseñar que del contenido de lo que se enseña, yse presentan y discuten diversos “enfoques nuevos” de la enseñanza, tales como el aprendizaje activo, el nuevo paradigma de la enseñanza y el aprendizaje en colaboración. Aunque estoy de acuerdo con gran parte de lo que se dice en estos eventos, no puedo evitar abandonarlos con una advertencia, y el objetivo de este artículo es explicar por qué. La advertencia pretende recordar a quienes nospreocupamos por la enseñanza que no debemos caer en lo que podríamos denominar el “dilema de la escuela en relación con la enseñanza”. En última instancia, lo que determina si uno es o no es un buen profesor es el contenido, no la forma. Por muy bien que uno lo haga en sus clases, si no tiene algo que decir, no será un buen profesor. Al pensar sobre este tema, recuerdo una cita de Joseph Epstein que...
tracking img