El arte de la arquitectura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 46 (11443 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ENTRE EL ARTE Y LA CIENCIA, VAIVENES DE LA ARQUITECTURA
Una concepción historicista de la arquitectura

INTRODUCCIÓN
Historicidad de los conceptos.
El concepto de arquitectura, como todas las ideas que produce el hombre para tratar de comprender el medio que lo circunda y su propia acción dentro de éste, ha sufrido transformaciones para adecuarse a nuevas circunstancias, a nuevosconocimientos o nuevas precisiones, de tal forma que lo que en un momento se designaba como tal, poco a poco fue modificándose para ajustarse a otra realidad social.
La persistencia del nombre a veces ha llevado a pensar que todo sigue igual - o casi -, y que el arquitecto de la antigüedad hacía exactamente lo mismo que el actual aunque con diferentes medios y técnicas. Sin embargo no es así.
Los cambiosocurridos en el campo de la arquitectura son de tal dimensión que incluso al hablar de la edificación del pasado es posible que nos refiramos a objetos de diversa característica y naturaleza. No es lo mismo lo que ahora entendemos por arquitectura que lo que designaban como tal los hombres del pasado; consecuentemente no desempeñaban la misma actividad ni adquirían las mismas responsabilidadesaquellos arquitectos que los de ahora.
La aparición en el siglo pasado de un profesional denominado ingeniero y arquitecto o simplemente ingeniero-arquitecto, que de hecho reconoce una doble profesión, sólo puede explicarse, a nuestro parecer, a partir de los cambios que sufrió el concepto de arquitectura. Intentando llegar a su comprensión iniciamos un recorrido por el camino de la arquitectura yde la idea que los hombres de cada etapa histórica se han forjado acerca de ella. Brevemente exponemos los puntos que mas adelante desarrollaremos :
Para Vitruvio, arquitecto romano del siglo I de nuestra era, el arquitecto realizaba todo tipo de edificaciones según lo expone en su tratado de arquitectura. Esta concepción es refrendada por Alberti en pleno Renacimiento de tal manera que podemosafirmar que al menos hasta ese momento la arquitectura era sinónimo de edificación, y arquitecto, sinónimo de constructor.
En el siglo XVIII, el establecimiento en Francia de la Escuela de Puentes y Caminos dio origen a un nuevo profesional de la construcción que pronto se llamaría ingeniero civil; fue el momento en que la sociedad aceptó oficialmente lo que seguramente ya existía de hecho: laespecialización de los arquitectos en diversos campos de la edificación, incluso preparados en escuelas diferentes.
La fundación de esta escuela provocaría el inicio de una polémica -que en cierto sentido aún continúa- entre arquitectos e ingenieros civiles peleando por un campo profesional. En el fondo nos parece que el problema se complicó porque un grupo de profesionales mantuvo el nombre dearquitecto, aunque no el ámbito profesional que le correspondía años atrás.
Ante la nueva realidad, el concepto de arquitectura debía ajustarse al campo de acción que aún le quedaba; algo sumamente difícil si consideramos que los protagonistas no tenían conciencia de esa circunstancia. Esta falta de claridad respecto al problema que se les presentaba provocó una crisis sobre todo entre los arquitectospor no encontrar una definición clara acerca de la naturaleza de su actividad; en cambio, los ingenieros civiles encontraron un amplio campo para el ejercicio de su profesión, porque al poseer los conocimientos de la edificación en general podían penetrar al terreno que, aún sin claridad, le correspondería al arquitecto.
En el fondo, para el hombre común, el ingeniero civil hacía las labores queoriginalmente realizaba el arquitecto, es decir: construir. No en balde pronto se hablaría del arquitecto como "una especie de ingeniero".
Los intentos de los arquitectos por defender un campo profesional, siempre en peligro de invasiones por parte de los ingenieros civiles, los llevó a calificar la obra arquitectónica como objeto artístico, y al arquitecto en consecuencia, como un artista;...
tracking img