El cadillo de su majestad, el hombre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (541 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El cadillo de su majestad, el hombre
Un artículo de Jorge Del Campo Torres
Estudiante de Derecho de la Univ. Privada de Tacna
IPL - Tacna

Mientras muchos de nosotros nos pasamos la vidaestudiando, pensando en lo que nos sucederá o en como debemos actuar para afrontar de mejor manera este mundo; nos llenamos la cabeza repensando las cosas ocultas, maquinando nuestro futuro como sereshumanos, como nación y como sociedad; en llegar a una conclusión final sobre creer o no creer en Dios, en cuando será el último día del mundo, y después de ese ultimo día en que nos convertiremos; o siexiste vida después de la muerte, probablemente también en quien será el próximo presidente del Perú, o cual debe ser el mejor sistema de gobierno para nuestra alicaída economía latinoamericana. Tratandode querer salir de la caverna de la cual hablaba Platón y romper las cadenas que no nos dejan mirarnos las caras, dejar de escuchar murmullos por percibir sonidos reales, llegar a la luz que solovemos muy lejana, poder salir de la misma y poder regresar para ayudar a los que aun no logran salir; en fin, probablemente también tratamos de reventarnos cuetes en la cabeza tal cual veinticinco dediciembre a las cero horas; o en como impedir que grupos de poder llámese “neoliberales” hayan tomado muy a pecho las conversaciones de Pinky y Cerebro; en la que su única preocupación es tratar deconquistar el mundo. En reinventar formas de ser eficiente y en como ser eficaz; de analizar la tendencia y en como influirá para el mundo la elección de Benedicto XVI, si los ovnis en realidad vendrán allevarnos; en como ayudar a los chinos a redescubrir la libertad, así como lo planteaba uno de los líderes orientales post-maoístas, quien melancólicamente decía que por evitar que unos cuantos chinosanduvieran en Rolls Royce condenaban a cientos de millones de chinos a que anduvieran en bicicleta; ¿eso es dignidad de vida?. Difícilmente escaparíamos un día de lo fabuloso que es pensar en cosas...
tracking img