El contrato social

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3666 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capitulo I
Objeto de este primer libro
En este libro se nos habla de la libertad y la importancia de ser libres. El hombre ha nacido libre y, sin embargo, en todas partes se encuentra encadenado, en tanto que un pueblo esta obligado a obedecer y obedece, hace bien; tan pronto como puede sacudir el yugo, y lo sacude, hace mejor aun, pues recobrando su libertad con el mismo derecho con que le fuearrebatada, prueba que fue creado para disfrutar de ella. De lo contrario, no fue jamás lícito arrebatársela.

Capitulo II
De las primeras sociedades

Aquí se nos recuerda una gran verdad la mas antigua de todas las sociedades, y la única natural, es la de la familia; a pesar de que los hijos no permanecen ligados al padre durante el tiempo que tienen necesidad de él para su conservación tanpronto como esta necesidad cesa, los lazos naturales quedan desechos. Cuando los hijos libres de la obediencia que debían al padre y este relevado de los cuidados que debía a los hijos, uno y otros pasan a gozar de igual independencia, la familia es, pues, si se quiere, el primer modelo de las sociedades políticas: el jefe es la imagen del padre, el pueblo la de los hijos, y habiendo nacido todosiguales libres, no enajenan su libertad sino a cambio de su utilidad. Toda la diferencia consiste en que en la familia el amor paternal recompensa al padre eje los cuidados que prodiga a sus hijos, en tanto que el Estado es el placer del mando el que suple o sustituye este amor que el jefe no siente por sus súbditos.

Capitulo III
Del derecho del más fuerte
El más fuerte no lo es jamásbastante para ser siempre el amo o señor, si no transforma su fuerza en derecho y la obediencia en deber. De allí el derecho del más fuerte, tomado irónicamente en apariencia y realmente establecido en principio, la fuerza es una potencia física, y no veo que modalidad puede resultar de sus efectos. Ceder a la fuerza es un acto de necesidad, no de voluntad; cuando más puedo ser de prudencia. Desde quese puede desobedecer impunemente, se puede legítimamente, y puesto que el mas fuerte tiene siempre razón, no se trata mas que de procurar serlo.
Convengamos, pues, en que la fuerza no hace el derecho y en que no se esta obligado a obedecer sino a los poderes legítimos.

Capitulo IV
De la esclavitud
Un hombre que se hace esclavo de otro, no cede su libertad; la vende, cuando menos, por susubsistencia; pero un pueblo ¿Por qué se vende? Un rey, lejos de proporcionar la subsistencia a sus súbditos, saca de ellos la suya, decir que un hombre se da a otro gratuitamente, es afirmar una cosa absurda e inconcebible, renunciar a su libertad es renunciar a su condición de hombre, a los derechos de la humanidad y aun a sus deberes. Así desde cualquier punto de vista que se consideren las cosas,el derecho de esclavitud es nulo, no solamente porque es ilegitimo, sino porque es absurdo y no significa nada. La palabra derecho y esclavo, son contradictorias y se excluyen mutuamente. Ya sea de hombre a hombre o de hombre a pueblo.

Capitulo V
Necesidad de retroceder a una convención primitiva
Habrá siempre una gran diferencia entre someter una multitud y regir una sociedad. Que hombresdispersos estén sucesivamente sojuzgados a uno solo, cualquiera que sea el número, yo solo veo en esta colectividad un señor y esclavos, jamás un pueblo y su jefe: representaran, si se quiere, una agrupación, más no una asociación, porque no hay ni bien público ni cuerpo político.

Capitulo VI
Del pacto social
Esta clausulas, bien estudiadas, se reducen a una sola, a saber: la enajenacióntotal de cada asociado con todos sus derechos a la comunidad entera, porque, primeramente, dándose por completo cada uno de los asolados, la condición es igual para todos; y siendo igual, ninguno tiene interés en hacerla onerosa para los demás.

Capitulo VII
Del soberano
Derivando el cuerpo político o el soberano su existencia únicamente de la legitimidad del contrato, no puede jamás obligarse,...
tracking img