El cuidado de sí. la inversión del platonismo desde la mirada de michel foucault

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4733 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CUIDADO DE SÍ. LA INVERSIÓN DEL PLATONISMO DESDE LA MIRADA DE MICHEL FOUCAULT.1 PRESENTACIÓN La noción del “cuidado de sí” (epimeleia heautou) va a ocupar los últimos esfuerzos que realizara Michel Foucault en el truncado proyecto de su Historia de la Sexualidad. Dicho proyecto originalmente fue programado en seis tomos. De los seis tomos programados, sólo se ha publicado el primero LaVoluntad de Saber (1976). Posteriormente a su publicación, la obra de Foucault pasa por un gran silencio. Silencio que es el reflejo de importantes modificaciones que sufre el proyecto original. Modificaciones que dicen relación con un vuelco hacia el pensamiento clásico. Así, incorpora temas que cumplirán un papel determinante en la última etapa del pensamiento foucaultiano, tales como la ya anunciadanoción de cuidado de sí. Junto a ella, cabe destacar las artes de la existencia y, finalmente, la noción de parrhesia . En el año 1984 –el mismo año de su muerte- aparecen, luego de ser corregidas minuciosamente, los dos últimos tomos del modificado proyecto: El Uso de los Placeres y El Cuidado de Sí . ¿Cuáles fueron los motivos de su modificación? La primera respuesta que se puede articular dicerelación con la particular manera de concebir la operación de la filosofía por parte de Foucault. Así, nos dice en el prólogo del segundo tomo de la Historia de la sexualidad:
¿Qué es entonces la filosofía de hoy –me refiero a la actividad filosófica-, si no el trabajo crítico del pensamiento sobre sí mismo? ¿Y si, en vez de legitimar lo que ya se sabe, no consiste en proponerse saber cómo y hastadónde sería posible pensar de otra manera?.2

Una vez llegado este punto, y tema fundamental que afecta al desempeño de la tradición filosófica de Occidente, comparece un motivo que se vincula al cuidado de sí. Este motivo es anunciado en el curso del Collège de France (1981-1982):
El presente ensayo, corresponde a una versión articulada de la conferencia presentada en Julio del 2007, en“Seminario de Pensamiento Clásico”, organizado por el Instituto de Humanidades de la Universidad Diego Portales. La conferencia llevó por título: “La Recensión foucaultiana del pensamiento clásico”.
1

En qué forma de historia se entablaron en Occidente las relaciones entre [...]dos elementos, [...] el sujeto y la verdad.3

Es en este punto en el que Foucault se plantea frente a un modo de concebirla historia, el momento en el cual se propone dar un vuelco a su obra, pero también, y con mayor ímpetu, un vuelco a la historia del pensamiento occidental. Este vuelco lo proporciona la noción de cuidado de sí. La historia de Occidente, aquella bajo cuya sombra se cobija también un modo de hacer filosofía, ha usado como lugar inaugural, sin embargo, otra noción; a saber, el dictum délficoconócete a ti mismo (gnothi seaton). Es así como la operación del pensamiento occidental, y el despliegue de la ratio obedece a este principio. Foucault se propone cambiar los parámetros, en primer lugar, para entender la historia de otro modo: aquella historia que es re-entendida por el que-hacer genealógico de Nietzsche, y que demuestra la ineficiencia del elemento fundacional del origen en elpensamiento occidental. El origen no es otra cosa que el resultado de la humana capacidad de construir ficciones útiles, pero se trata de ficciones que no tienen la eficacia asignada por discurso del logos o de la gnothi. En definitiva, la historia que reconstruye la genealogía es la historia de las rupturas, de los márgenes y de aquellas instancias que no pueden ser concebidas a partir del calculadodespliegue de la ratio en Occidente. Como queda expuesto más arriba, la noción de cuidado de sí, permite recuperar otro modo de entender la filosofía misma. No es aquella actividad que “legitima lo ya sabido”, y a partir de ello “ordenar a los demás cómo encontrar la verdad”; sino aquella que permite realizar una crítica, en primer lugar sobre sí mismo, y luego sobre el modo de comprender. De ahí...
tracking img