El decameron de boccaccio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (736 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
BOCCACCIO. Decameron. VI Giornata, V novela

NOVELA QUINTA Micer Forese de Rábatta y el maestro Giotto, pintor, viniendo de Mugello, mutuamente se burlan de su mezquina apariencia. Al callarseNeifile, habiendo gustado mucho a las señoras la respuesta de Ghichibio, así habló Pánfilo por voluntad de la reina: Carísimas señoras, sucede con frecuencia que, así como la fortuna bajo viles oficiosalgunas veces oculta grandes tesoros de virtud, como hace poco fue mostrado por Pampínea, también bajo feísimas formas humanas se encuentran maravillosos talentos escondidos por la naturaleza. La cualcosa muy aparente fue en dos de nuestros conciudadanos sobre los que entiendo hablar brevemente: porque el uno, que micer Forese de Rábatta se llamaba, siendo bajo de estatura y deforme, con una caratan aplastada y retorcida que hubiera parecido deforme a cualquiera de los Baronci que más deformada la tuvo , tuvo tanto talento para las leyes que por muchos hombres de valor fue reputado almacén deconocimientos civiles; y el otro, cuyo nombre fue Giotto, fue de ingenio tan excelente que ninguna cosa de la naturaleza (madre de todas las cosas y alimentadora de ellas con el continuo girar de loscielos) con el estilo, la pluma o el pincel había que no pintase tan semejante a ella que no ya semejante sino más bien ella misma pareciese, en cuanto muchas veces en las cosas hechas por él seencuentra que el vivísimo juicio de los hombres se equivoca creyendo ser verdadero lo que es pintado . Y por ello, habiendo él hecho tornar a la luz aquel arte que muchos siglos bajo los errores ajenos(que más para deleitar los ojos de los ignorantes que para complacer al intelecto de los sabios pintan) había estado sepultada, merecidamente puede decirse que es una de las luces de la florentinagloria; y tanto más cuanto que, con la mayor humildad, viviendo siempre en ella como maestro de las artes, la conquistó rehusando siempre ser llamado maestro; el cual título, por él rechazado, tanto más...
tracking img