El demonio y la señorita prym

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2652 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad Autónoma de Nuevo León
Facultad de Contaduría Pública y Administración

Finanzas V
Reseña – El demonio y la señorita Prym
Brenda Capetillo Martínez / Grupo 9D / Matrícula 1286683

EL DEMONIO Y LA SEÑORITA PRYM
RESUMEN
Berta llevaba 15 años sentada afuera de su casa con el solo propósito de esperar un suceso. Esa tarde, ella se encontraba en la puerta de su casa cuando vio aun forastero llegando el cual según ella venía acompañado de un demonio a destruir la tranquilidad de su pueblo Viscos. A partir de que el extranjero se registró en el único hotel del pueblo cosas muy extrañas comenzaron a suceder. Según el registro su nombre era Carlos aunque todos los datos que daba eran falsos. El llevaba consigo 11 lingotes de oro los cuales fue a esconder a la montaña en unagujero. Escondió uno cerca de una piedra en forma de “Y”, los restantes los escondió juntos y muy cerca del primero. Cuando iba de regreso hacia el hotel se encontró a una bella joven de nombre Chantal con la cual empezó a conversar después de un rato la convenció de que lo acompañara a la montaña y ya ahí le mostró el oro. Al cabo de un largo rato de conversar él, le propuso que lo ayudara con elplan que tenía, el cual era el propósito de su visita a Viscos. La recompensa de Chantal sería el primer lingote; su plan era que ella le contara a todo el pueblo que había visto el oro y él se los daría a cambio de que en menos de una semana cualquiera de los del pueblo matara a alguien de ahí mismo. Ella se negó rotundamente. El encontró la manera de presionarla diciéndole que él les diría a losdel pueblo que ella no los había querido a ayudar a obtener el oro así que no le sorprendiera que la persona que aparecería muerta fuera ella. Cuando ella le preguntó el porqué de su plan, él le contestó que necesitaba saber si los hombres eran malos o buenos y si estaban dispuestos a romper los mandamientos de Dios con tal de obtener dinero. Poco a poco los habitantes de Viscos se fueronfamiliarizando con aquel extranjero y lo empezaron a ver como amigo generoso, sin prejuicios, dispuesto a tratar por igual a los campesinos que a los hombres de las grandes ciudades y se ganó su confianza por completo. También era una persona discretísima, lo notaron porque la mayoría de los extranjeros que llegaban solos trataban de seducir a la camarera del bar Chantal Prym, pero él solo le hablabapara pedirle bebidas disimulando su encuentro en la montaña. Durante las tres noches siguientes al encuentro entre Carlos y la señorita Prym ella apenas si pudo dormir. La primera noche se encontró en la presencia del Bien aferrándose a la idea de que el Mal ya había pasado por allí una vez y se había ido para siempre. Durante más de dos siglos Viscos había cobijado a lo peor del género humano hastaque en el silencio, el coraje de un solo hombre había redimido al pueblo San Sabino, un hombre árabe llamado Ahab: el peor de todos, controlaba el pueblo. Un día San Sabino le pidió que le diera posada en su casa y esa noche durmió ahí, todos pensaban que amanecería muerto. Cuando San Sabino concilió el sueño, Ahab no tuvo el valor de asesinarlo y se dio cuenta de que él también podía ser bueno.El extranjero seguía ganándose la confianza de más y más personas hasta que una noche en el bar hizo un comentario que no debía haber hecho -sus niños están muy bien educados, casi no hacen ruido-. En Viscos no había niños ya que todos los jóvenes se habían ido del pueblo y solo quedaban las personas mayores a excepción de Chantal. En la segunda noche, Chantal estuvo en la presencia del Bien y delMal y no durmió casi nada. Tan pronto como percibió la primera claridad de la mañana se levantó, se vistió y salió. Fue a la roca en forma de “Y” y desenterró el lingote lo observó y se puso a pensar el por qué era tan cobarde que no era capaz de hacer algo que sabía que nadie se daría cuenta y le podía cambiar la vida. Podía irse de ahí y ser feliz, más no se atrevió a llevárselo, lo volvió a...
tracking img