El diablo de los numeros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (527 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción:
Habla de que a un joven llamado Robert no le gustaban las matemáticas como a muchos nos pasa y que una noche soñó con un diablito que por medio de los sueños le va dando a entenderpoco a poco lo sencillo que son, ponen el ejemplo de los números uno multiplicándose por si mismo. Por doce noches soñó con el y los números cada vez era mas fácil de comprenderlos, hasta que llego eldía que el diablito lo dejo y aun así el seguía entendiendo los problemas.

“El diablo de los números”
Robert esta arto de soñar y hacer el papel del tonto, tenia sueños muy feos por ejemplo:una vez soñó que era comido por un pez gigantesco y cuando eso sucedía le llegaba un olor desagradable o que se deslizaba por un tobogán enorme que jamas terminaba sin importar los llantos o suplicasde que terminara bajaba mas rápido y despertaba bañado en sudor.
Cuando Robert ansiaba algo mucho le pasaban cosas terribles. Una noche soñó que bajaba al sótano y encontraba una bicicleta de colorlila metálico con una exactitud impresionante, el la soñaba ahí miraba que tenia una cadena de seguridad y el se sabia la combinación, a mitad de la noche Robert se despertó medio dormido y casi secaí de los escalones y cuando volteo a ver donde se suponía que se encontraba la bici solamente vio una rata muerta, eso fue un juego muy sucio.
Sin importar el día que fuera Robert volvía a soñareso y ya sabia lo que pasaría poco a poco dejo de temerle ya que el sabia que solo era un sueño y que no pasaría nada malo, hasta que un día soñó con el diablo de los números, vio a un señor bastantemayor mazó menos del tamaño de un saltamontes resbalándose en unas hojas con unos ojos muy relucientes mirando hacia el. Robert estaba feliz de no soñar con peces hambrientos o que resbalaba por untobogán gigante, esta vez era algo muy diferente, la hierba era gigantesca le llegaba al hombro o incluso hasta la cabeza, cuando Robert encontró a el viejito delante de el pregunto que quien era el...
tracking img