El espejo maravilloso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (605 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El espejo maravilloso

Son las nueve de la mañana y no me quiero levantar. Hoy amanecí de malas pulgas. Afuera hay una tormenta y todo está empapado. El viento zarandea los arboles sin piedad y elperro afuera esta tiritando. Estoy triste, no he escrito una palabra en tres semanas. Mi esposa tiene tiempo ya tratándome como un huraño.
        Son las diez de la mañana y por fin me levanté demejores ánimos. Baje para almorzar y me di cuenta que mi esposa estaba en el teléfono. Cuando al fin se apercibió de mi presencia, giro y colgó. Con una voz mansa me dijo, –Buenos días Gustavo,¿dormiste bien? De manera sorna le contesté –Estoy de maravilla.
Mientras yo comía ella seguía con su vida cotidiana. Intentó hacerme plática diciendo disparates – ¡Mujer! por favor, tengo una jaqueca que meestá matando, deja de decir tonterías. Con eso se enderezó y se fue al cuarto.
Al terminar la merienda se fue a un mandado. –Voy estar fuera buen rato, voy a visitar a unas amigas.- me fije que ensu bolsa llevaba unos tacones y parecía como un vestido de gala. – ¿Y a dónde vas con ese vestido y esos tacones? Con una mirada insólita me contestó –Te dije que voy a visitar con unas amigas, lesquiero enseñar mí vestido de baile, ¿puedo ir sin que me acoses? Con eso me llené de rabia y antes de que pudiera reaccionar, le di una bofetada. Chillando se fue sin decirme otra palabra.
Agobiado ylleno de cólera, me fui a sentar a la sala. Sin darme cuenta, prendí el televisor. Mis dedos jugaban con el control remoto, cuando me topé con una  escena idéntica a lo que acababa de vivir. Sentí comomí semblante cambiaba…
–Mujer, no trates de engañarme. Sé que me estás mintiendo. ¡Dime de dónde vienes! Con el rostro desencajado contestó – ¿Por qué me hablas así, acaso dudas de mí?, ella sentíacomo una soga le iba apretando el cuello.
Gustavo sintió como un puñal le atravesaba el alma. Apagando el televisor, Gustavo se subió a dormir. Cuando despertó, vio que era de noche. Su esposa...
tracking img