El hombre en busca del sentido

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4185 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO 2
                El inconsciente espiritual

      Llegados a este punto, nos proponemos una importante revisión del concepto de inconsciente que domina hoy en día; más concretamente, de los limites que abarca este concepto. Nos vemos obligados a ampliar sus limites porque resulta que no existe solo un inconsciente instintivo, sino también un inconsciente espiritual. Así pues, elconcepto «inconsciente» debe diferenciarse en un instinto inconsciente y una espiritualidad inconsciente.

                             Instintivo (noologica)
            Inconsciente
                             Espiritual (psicológica)

      Previamente hemos intentado completar el concepto de psicoterapia en su sentido estricto, introduciendo la logoterapia como la psicoterapia centrada yfocalizada en lo espiritual, que pasa a constituir la dimensión noolôgica, diferente de la dimensión psicológica. Así, habiendo ya introducido lo espiritual en la psicología en general, pasamos a introducirla en el apartado de la psicología profunda, es decir en el de la psicología del inconsciente.

      Freud solo tuvo en cuenta el instinto inconsciente, representado en lo que él llamó el«ello»; para él, el inconsciente constituía ante todo el deposito, de los instintos reprimidos. Pero sin embargo, lo espiritual también puede ser inconsciente; es más, la existencia es esencialmente inconsciente, ya que los cimientos de la existencia no pueden reflejarse plenamente en ella misma, y tampoco pueden tener del todo conciencia de ella.
Entendiendo que tanto lo instintivo como lo espiritualson inconscientes, y que lo espiritual puede ser tanto consciente como inconsciente, lo que tendríamos que fijarnos ahora es en lo marcadas que resultan las diferencias entre ambas realidades.
La frontera entre lo consciente y lo inconsciente resulta de lo más variable, es decir, permeable, ya que se da una constante transición de uno a otro. Como ejemplo, nos basta lo que en psicoanálisisllaman represión:
   Algo consciente pasa a ser inconsciente por medio de la represión; y viceversa: retirando la represión, algo que era inconsciente pasa de nuevo a ser consciente.
|
| |
 

        

        Consciente                        Inconsciente

Acto (Consciente) + Represión  = (Acto escondido)Inconsciente

En contraste con lo «voluble» que resulta la frontera entre loinconsciente y lo consciente, no resulta tan fácil establecer las diferencias entre lo instintivo y lo espiritual. Ludwig Binswager expresa claramente este punto al hablar de «instintos y espíritu» como «conceptos inconmensurables». Dado que la existencia humana es una existencia espiritual, Llegamos a entender ahora lo irrelevante que resulta la distinción entre lo consciente y lo inconsciente,comparada con esta otra distinción: el verdadero criterio de la existencia auténticamente humana se extrae de discernir si un determinado fenómeno es espiritual o instintivo, mientras que saber si es consciente o inconsciente se convierte en algo relativamente irrelevante. Esto se debe al hecho de que el ser humano (contrariamente a lo que piensa el psicoanálisis) no esta determinado por susimpulsos, sino que «decide lo que va a ser», por citar a Jaspers (entscheidendes Sein), o citando a Heidegger: Dasein. Yo diría que ser humano es, ante todo, ser responsable, existencialmente responsable, responsable de su propia experiencia.

Así, la existencia puede muy bien ser auténtica aun cuando sea inconsciente, pero el hombre solo existirá de un forma auténtica cuando no sea producto de susimpulsos sino, más bien, sea alguien responsable.

La existencia auténtica estará presente allí donde el ser humano decida por si mismo, no donde se vea conducido a ir.

Debe decirse que el psicoanálisis ha «idificado»(entendiendo el «id» como el ello freudiano) y «deselfificado» la existencia humana. Degradando el «simismo» (self) a la entidad de un mero epifenómeno, Freud traiciono al si...
tracking img