El impacto de la crisis en méxico 2009

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3980 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL IMPACTO DE LA CRISIS EN MÉXICO El desplome y el despertar post-crisis

“México ya superó la crisis”. El gobierno mexicano no ha desaprovechado una ocasión de propagar esta idea a lo largo de los últimos meses. Abruptamente, se pretendía zanjar así las tergiversaciones entorno a la situación económica de México, el país de América Latina más golpeado por la tormenta financiera. Aunque eloptimismo del gobierno encuentra una base sólida en los datos arrojados al tercer trimestre del año 2009, cuando el crecimiento dejó de ser negativo para alzarse al 2,93 % en relación con el trimestre anterior, las opiniones de las instituciones internacionales y de algunos expertos extranjeros que tienen autoridad en la materia no dejan de ser críticas en cuanto al manejo de la crisis en México y alas perspectivas de recuperación. En su informe titulado Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe 2009, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) señala que México había desaprovechado oportunidades para contener la recesión y había tenido el peor desempeño económico de América Latina, al registrar un crecimiento negativo interanual de más de 7 % en2009, cuando el promedio regional se limitaría a una recesión de 1,8 %. En otro informe, Panorama Económico Mundial 2009, elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), de la cual México forma parte, se subraya que el desempleo seguirá extendiéndose en 2010. Además, pronostica que el país tendrá que esperar hasta el 2012 para recuperar el nivel de actividadeconómica que tenía antes de la crisis. Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía 2001, declaró en noviembre del 2009 que México era uno de los países del mundo que peor había reaccionado frente a la crisis, al contrario de Australia y Brasil, que supieron enfrentar la adversidad. “México reaccionó de manera tardía y débilmente” acusó el prestigioso economista estadounidense. Curiosamente, ahora, elgobierno mexicano se apresura en proclamar el fin de la recesión, aunque nunca reconoció su existencia. “No pasará de ser un catarrito” o “Nadie tendrá que apretarse el cinturón” son algunas de las afirmaciones disparatadas que valieron a sus autores respectivos, Agustín Carstens, en aquel momento Secretario de Hacienda, y el Presidente Felipe Calderón, una avalancha de caricaturas en la prensa. Desdeel principio, las autoridades trataron de “tapar el sol con un dedo” como suelen decir los mexicanos. La recuperación de la economía estadounidense debería repercutir favorablemente sobre la situación en México. Los pronósticos, tanto por parte de las instituciones internacionales como de las autoridades económicas mexicanas, convergen para decir que el PIB subirá en México alrededor del 3 % en2010. La cifra es positiva, pero la base de comparación es baja. En efecto, las caídas del Producto Interior Bruto (PIB) fueron vertiginosas en el 2009, sobre todo durante los dos primeros trimestres. En estas circunstancias adversas, el presidente Calderón realizó una demostración de fuerza a principios de diciembre, llevando a cabo una especie de “golpe” en la cúpula económica del país. Nombrócomo nuevo gobernador del Banco de México a Agustín Carstens, su fiel Secretario de Hacienda. La maniobra no tenía otro objetivo que deshacerse del incómodo Guillermo Ortiz, cuyo nombramiento al frente del Banxico1 era una herencia del PRI. Así, Calderón dejaba asentada su intención de romper con la histórica autonomía del Banco de México, una institución que encarna el equilibrio en materiaeconómica, una especie de contrapeso tradicional a la visión de corto plazo que trata de imponer el titular de turno de Los Pinos (residencia del presidente de México).

1

Banxico es una abreviación de Banco de México

Al frente de la Secretaría de Hacienda, en sustitución de Carstens, Calderón colocó a un amigo muy cercano, Ernesto Cordero, un hombre de perfil bajo que, como señalaron los...
tracking img