El imperio persa desde ciro hasta darío ii

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2454 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Imperio Persa desde Ciro hasta Darío II

Los gobernantes persas del período del imperio se conocen como reyes aqueménidas porque, con excepción de Darío III, todos los monarcas persas pretendieron tener como su antepasado a un cierto Aquemenes. Las inscripciones de Ciro y Darío I proporcionan informaciones de la genealogía de las dos familias a las cuales éstos dos reyes pertenecían, y queparten de Aquemenes y Teispes según lo muestra el siguiente diagrama: 54

No se sabe el orden exacto de los reyes reinantes desde Aquemenes hasta Ciro II, pero parece que la mayoría o todos los que figuran en la genealogía que hemos dado estuvieron por algún tiempo en el trono de Persia. Las dos casas reinantes gobernaron simultáneamente sobre distintas tribus persas o el dominio pasó de unacasa reinante a la otra varias veces. La capital parece, haber sido Ansán, pues los primeros reyes persas se llaman en forma regular "reyes de Ansán", pero no se ha fijado con exactitud su ubicación, aunque la hipótesis de identificarla con Pasargada, en el suroeste de Irán, parece ser la mejor que se ha hecho hasta ahora.

El único gobernante persa anterior a Ciro II mencionado en algún registrode la época de que dispongamos es Ciro I. Las inscripciones del rey asirio Asurbanipal lo mencionan como Kurash de Parsua, quien después de enterarse de la victoria asiria sobre los elamitas, envió a Nínive a su hijo Arukku -probablemente un hermano de Cambises I- con cuantiosos regalos, a fin de ofrecerse como vasallo del emperador asirio. Este suceso ocurrió poco después de 639 AC, año en queElam fue conquistado, pero sin duda antes que el rey Fraortes de los medos sometiera a los persas y anexara su territorio a su imperio.

Ciro el Grande, c. 553-530 AC.-

Los historiadores griegos tratan ampliamente las aventuras del joven Ciro, pero es difícil discriminar la verdad de la leyenda, y la historia de la tradición. Sin embargo, parece verosímil que Mandana, la madre de Ciro, fuesehija de Astiages, el último monarca que reinó sobre Media, que Ciro mismo se hubiera casado con Kasandana, la hija de Ciajares, hijo de Astiages. Por razones que no nos resultan claras, Ciro se rebeló contra su señor y abuelo Astiages, probablemente en 553 AC. Ciro, cuyas fuerzas fueron derrotadas dos veces por Astiages, logró finalmente el éxito cuando Hárpago, comandante medo, traicionó a 55 su amoy rey, y se pasó a Ciro, quien para 550 AC tuvo en sus manos a Ecbatana, la capital meda, y a su rey.

Aunque Ciro asumió el gobierno real del imperio, parece haber tratado a los medos con deferencia. Astiages fue enviado a Hircania como gobernador de una provincia y según Jenofonte, su hijo Ciajares II fue puesto en el trono como gobernante nominal. Registros de la época no dicen absolutamentenada de la existencia de Ciajares II, pero no es improbable que Ciro permitiese que el príncipe heredero de Media, que era también su suegro, ocupase el trono en forma conjunta con él para agradar a los medos. Si fue así, este Ciajares puede haber sido el mismo rey que se menciona repetidas veces en el libro de Daniel con el nombre de Darío de Media (ver la nota adicional de Dan. 6).

Durantelos siguientes años Ciro consolidó su poder sobre su extenso imperio, que llegaba desde los límites de la India por el este hasta el río Halys en el centro del Asia Menor al oeste. Los documentos disponibles revelan que se hallaba luchando contra tribus hostiles al este del Tigris en 548 AC, mientras se preparaba para la gran contienda que pronto afrontaría. El surgimiento meteórico de Ciro, que lollevaría a ser el gobernante del segundo imperio en extensión de su tiempo, no dejó de impresionar a sus contemporáneos. Pueblos subyugados pusieron su esperanza en él. Por ejemplo, los judíos cuyas profecías indicaban a un Kóresh o Ciro, como futuro libertador (Isa. 44: 28), por cierto deben haber observado su surgimiento con emoción, como podrá verse en la sec. V de estar monografía. Pero...
tracking img