El intento fundacional de juan maria bordaberry

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5312 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fabiana Larrobla “Seminario sobre Justicia de Transición, Derechos Humanos y Memoria en Uruguay (1973-2010).”

El campo discursivo de los derechos humanos en el Uruguay. Entre la Teoría de los dos demonios y la perspectiva del Terrorismo de Estado.
INTRODUCCIÓN Desde la reinstalación del régimen democrático en el Uruguay el tema de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictaduraha ocupado lugares diversos en la agenda pública. Durante los primeros años de la transición la demanda sobre verdad y justicia era propiedad casi exclusiva de la izquierda y más precisamente de las víctimas del terrorismo de Estado. Esta demanda creciente, que tiene su punto culminante durante la campaña de recolección de firmas contra la ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, estemporalmente clausurada con la derrota del “voto verde” en 1989, donde el tema pierde visibilidad y se limita a contextos más restringidos. Con la realización de la primera marcha del silencio, el 20 de mayo de 1996, la discusión sobre el pasado reciente regresa para ubicarse paulatinamente como uno de los temas pendientes de resolución y centrales en el debate político. Hasta ese momento, tantolos gobiernos de Sanguinetti como el de Lacalle habían hecho énfasis en una narrativa centrada en el olvido y la reconciliación, reproduciendo en el Uruguay la denominada “Teoría de los dos demonios” surgida en la República Argentina. No fue sino hasta el año 2000, cuando por primera vez desde el gobierno surge la perspectiva del terrorismo de estado, y se reconoce la necesidad de resolver el temasin apelar al olvido como base de la reconciliación. En este sentido, Silvia Dutrenit y Gonzalo Varela señalan: “(…) cuentan de manera sustantiva las decisiones gubernamentales en tanto discursos que se transforman en narraciones nacionales con peculiar valor político, ético e histórico (…).” 1 El gobierno encabezado por Tabaré Vázquez produjo ciertos avances y en su discurso de asunciónpresidencial ante la Asamblea General se comprometió a una política activa en materia de derechos humanos:

1

Silvia Dutrénit Bielous y Gonzalo Varela Petito: “Esclarecimiento del pasado e intervención de la Justicia. Conflicto y cambio de las historias oficiales”, material entregado en el Seminario sobre Justicia de Transición, Derechos Humanos y Memoria en Uruguay (1973-2010), Facultad dePsicología, Secretaría de Posgrados, p. 333.

Mi compromiso de promover una política activa en materia de Derechos Humanos. Reconozcámoslo, a veinte años de recuperada la institucionalidad democrática aún subsisten en materia de Derechos Humanos, zonas oscuras. Reconozcamos también que por el bien de todos es necesario y posible aclararlas en el marco de la legislación vigente para que la paz se instaledefinitivamente en el corazón de los uruguayos y la memoria colectiva incorpore el drama de ayer, con sus historias de entrega, sacrificio y tragedia, como un indeleble aprendizaje para el mañana. Y con la verdad buscaremos que nuestra sociedad recupere la paz, la justicia y 2 sobre todo que el horror de otras épocas nunca más vuelva a pasar. Nunca más.

Posteriormente, en el discurso realizadoen las afueras del Palacio Legislativo, profundizó lo dicho anteriormente e instaló el tema de las desapariciones forzadas como un tema que le compete a toda la sociedad uruguaya, rescatándolo del lugar restringido y limitado que había ocupado hasta entonces y trascendiendo el sufrimiento individual de los familiares de las víctimas.3 De esta forma se puede esquematizar el campo discursivo de losderechos humanos en el Uruguay y su tratamiento en el pasado reciente, como un campo donde se encuentran dos relatos opuestos y en competencia: el discurso que sustenta la visión desde una perspectiva del terrorismo de estado y aquel que – en cierta forma – se hace eco de la denominada “teoría de los dos demonios”. Entre ambos existen una serie de posiciones intermedias, que fluctúan y varían...
tracking img