El límite del límite - ricardo rodulfo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2257 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LÍMITES DEL LÍMITE

Prof. Dr. Ricardo Rodulfo

No es posible hablar de niños y adolescentes con docentes, padres, psicólogos, psicoanalistas sin que de inmediato comparezca el motivo del límite, a menudo teñido de una cierta nota nostálgica, como de una cosa perdida -aunque contradictoriamente no pareciera desearse lo mismo que se habría perdido-; ya no sabríamos “poner” límites, aunque lomás verosímil es que nunca hayamos poseído un tal saber. En todo caso esos invocados límites nos han “puesto” a nosotros en tales o cuales posiciones subjetivas. Lo cierto es que la palabra está largamente amenazada de banalización (para colmo, es muy favorita de los medios) y cargada de equívocos que esta exposición ambicionaría poder contribuir a despejar, para lo cual haremos un cierto recorridoque vaya balizando puntos problemáticos, un recorrido que monitoree ciertos límites. Siempre en estos embotellamientos conceptuales escasean preguntas: ¿qué se lee al escribir “límite”? ¿y cómo limitar una noción irónicamente confusa y mal delimitada?. ¿Qué se espera y porqué se espera tanto de ella, como si se tratara de un motivo salvador? Comencemos. Para ello, nos falta un balance de losprincipales experimentos de crianza y educación del pasado siglo. En lo esencial, por lo menos entre nosotros, consistieron, ahorcajadas de una formidable psicologización de la vida y del niño y el adolescente en particular, en una devaluación de todo lo referido a esfuerzo - a “hacer las cosas aunque no se tengan ganas”-, una búsqueda activa de la desaparición del miedo como parte del existenciariohumano que a veces llegó al extremo de atacar la capacidad ficcional de la infancia (profusión de arte para niños con eliminación de conflictos y finales edulcorados: por ejemplo me tocó leer un Lobo Feroz que lo que quería era comerse todas las tortas de la abuelita….), discursos sino prácticas pacifistas y una concepción ambientalista de la violencia –siendo ésta siempre la pareja de la cuestióndel límite- que sin hacerse mayores problemas asimila Winnicott a Rousseau, niño esencialmente bueno, sociedad mala que lo echa a perder haciendo de él un ser violento que no respeta nada…. No parece haberse tomado mayor conciencia que entre los principales resultados de esas políticas hay que hacer constar un incontenible aumento de la violencia en la escuela: el

bulling, el que ahora sonmaestras y profesores quienes van con miedo de sufrir castigo corporal en las escuelas, con alumnos que asisten armados y no trepidan en amenazar. Si todo lo que se pretendía hubiese sido una inversión de la problemática podríamos darnos por satisfechos, pero sabemos, claro, que no es así. A esto le podemos agregar prepúberes que insultan brutalmente a sus madres, cuando no les pegan…y hasta bastantemás pequeños que se embarcan en verdaderos desafíos que suelen paralizar a sus padres y a las maestras jardineras. Obviamente, la llegada de la adolescencia multiplica exponencialmente estas tendencias y estas conductas. Sin saber “para qué lado agarrar” los progenitores recurren al soborno o al chantaje culpabilizante o a otros palos de ciego, como despojar al hijo de los medios para crecer: retirode la computadora, prohibición de salidas con amigos, etc. Un primer acto clínico-teórico debería ser entonces repudiar el neo-rousseaunismo y, ya que Freud terminó con la fábula de los chicos asexuados, terminar con la no menos nociva del niño víctima del ambiente violento. Para esto sería útil usar de los aportes de la biología, que nos hace saber que el homo sapiens no cuenta con reguladoralguno en lo que a violencia se refiere y sumarlos a los hallazgos clínicos del psicoanálisis, los cuales nos muestran que el potencial de violencia e incluso de crueldad sádica puede ser muy elevado en él. Niño común y corriente, sin hablar de la relativa frecuencia de complicaciones patológicas especiales. Y todo esto sin introducir ninguna malformación especial en el medio, salvo la frecuencia...
tracking img