El matadero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (719 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Historias sobre la Orden del Temple.
El caballero medieval.
En el artículo anterior nos preguntábamos como era posible que la gente de armas acudiese en masa a ingresar en la nueva Orden de losPobres Caballeros de Cristo, así que hoy voy a intentar responder a esa cuestión.
Como siempre, son varios los factores que inciden en el tema; en primer lugar cuando se ingresaba en una ordenreligiosa común a no ser que se fuese miembro de la nobleza el monje perdía sus señas de identidad social, en el pasado podía haber sido un villano (habitante de una villa) un siervo o un caballero pero en elmomento que adquiría la condición de novicio pasaba a formar parte de una comunidad de entes anónimos. El Temple es una Orden para caballeros, no es exclusiva para la nobleza como comenzó siendo laOrden de San Juan del Hospital (Hospitalarios) es exclusiva de la caballería, es una Orden clasista y aquél que en ella ingresa no pierde su clase social aunque se convierta n un ente anónimo dentro deesa clase.
El caballero no tiene que permanecer de forma vitalicia en la Orden, puede “firmar contrato” por un periodo de tiempo (mínimo dos años tras el noviciado y ser admitido) y retornar despuésa su vida anterior y corriendo el tiempo esa pertenencia a la Orden le dará un prestigio adicional.
Por otro lado, hay que tener en cuenta el sentido social del significado de “caballero” en elmomento que se crea la Orden. El prestigio social de los “caballeros” comienza con los romances que los juglares cantan en los patios de los castillos o en las plazas de villas y aldeas o en las propiashabitaciones del señor o la señora del castillo. En esas habitaciones había una única cama, y el resto de sirvientes se acomodaban donde podían al calor del fuego de la chimenea y allí el juglarprocuraba entonar sus mejores romances y temas como “La chançon de Roland” o “El mio Cid” comenzaron a dar a los caballeros ese prestigio.
Pero más adelante surgió “el romance galante” y los versos ya...
tracking img