El nombre de la rosa, resúmen. usos y costumbres

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1983 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CANCIÓN DE AMOR PARA MI HIJA DE NUEVE AÑOS (Y PARA SUS HERMANOS)

¿Sabes una cosa?

Necesito tu voz mucho más que tu silencio, pero también necesito tu silencio cuando mi voz reclama un oidito atento y divertido.

Necesito tus lágrimas para darte consuelo, pero las necesito (y las deseo) menos que a tu sonrisa.

Necesito tus preguntas para combatir mis, ya antiguas, convicciones, pero nomenos necesito también tus propias (y modernas) certezas.

Necesito saber de tus penas, porque se que estas son inevitables, y porque se que el que alguien las sepa significa que ya en parte salieron de vos, y es bueno que las digas, porque decirlas es, en general, resolverlas; sin embargo, lo mejor, lo preferible, es no llegar a ellas (aunque es muy difícil).
Escuchá esta propuesta que tehago, a ver si estás de acuerdo: prefiero la sinceridad con una lagrimita a la famosa ‘’mentirita piadosa’’. Porque las lagrimitas en algún momento se secan y el dolor del reto en algún momento se va, en cambio la mentira se vuelve, con el tiempo, irremediable.

Necesito tu tranquilidad porque es señal de paz interior, pero también necesito tu inquietud porque es sinónimo de vida y de algarabía.Necesito que sepas que ponderaré (alentaré) a tu orgullo porque equivale a sentir que tu‘’auto-estima’’ (quererse, cuidarse y respetarse) está firme y saludable, y eso esta muy pero muy bien, porque te permitirá quererte y valorarte, y porque además hará que cada cosa que emprendas la hagas con confianza y pasión, pero también necesito que sepas que no menos ponderaré a tu humildad porque es loque se necesita, no solo como instrumento de temple de la vanidad (en la cual suele caer la auto-estima cuando se vuelve desmedida), sino también para obtener del prójimo lo que tu cuerpo y tu espíritu no pueden por sí mismos conseguir (y esto es tan importante como el saber defenderte y abastecerte con tus propios medios).

Necesito, tu abrazo cálido y espontáneo, tu cabecita en mi hombro, unbeso y un apretón, uno (miles mejor) de esos piropos que me decís tomando mis mejillas con tus manitas y mirándome de frente; pero también es bueno y sano que, de vez en cuando, me rechaces con firmeza.

Necesito tu inteligencia, porque modera mis ínfulas de padre o de ‘’hombre grande’’, y también necesito tu inocencia, porque pone a prueba mi atención y esmero.

Necesito tu presencia, lejos demí, tanto como tu ausencia, cerquito de mí, pero eso sí, ambas dentro del mismo espacio, porque la presencia demasiado próxima desgasta y la ausencia demasiado alejada insensibiliza.

Necesito tu roce tanto como tu distancia, ambos dentro del mismo momento.

Necesito tus incertidumbres, porque minan mis estúpidas convicciones, pero también necesito tus opiniones concretas, porque evidencianla inutilidad de mis ridículas tribulaciones (preocupaciones, aflicciones).

Necesito saber, muchachita, cuantas cosas crees que callando expreso y cuantas crees que hablando silencio.

Necesito, oh vocecita de mi conciencia, tus preguntas sencillas, porque me descuelgan de mi altanero existencialismo (lo que comúnmente se dice ‘’estar enroscado), pero también necesito tus dudas graves porquedesenmascaran, correctivamente, mis incompetencias malamente disimuladas.

Necesito de vos miles de cosas tan contrarias como complementarias (al menos eso es lo que creo). Empecemos por las cosas que tal vez deberían ser las que normal y naturalmente se necesitan: necesito que preguntes y que respondas; necesito que hables y que calles; necesito que hables y hables sin ton ni son si te da lagana, y que hables y hables de cuestiones serias tanto como de zonzeras, y de altos pensamientos tanto como de las dudas más elementales, de la moral de un niño, de la biología de un anciano, del desgaste de la piel con el tiempo y de las caries por el chocolate; necesito que corras hasta el desmayo y que luego, indolentemente, te tires a descansar por horas y horas; necesito que duermas por dormir...
tracking img