Resumen del nombre de la rosa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1643 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 26 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por que condenaron el libro de aristoteles sobre la risa?

Lo que condenan en "El Nombre de la Rosa" es una parte de la "Poética" de Aristóteles, la correspondiente a la comedia. La condena se basa en que allí Aristóteles se refiere a la risa, la cual, para Jorge el bibliotecario, es mala no sólo porque es un signo de descontrol del ser humano, sino también porque es un signo de ausencia detemor. Quien rie ya no teme y sin temor, no puede creerse en Dios. Ese es el argumento de Jorge y la razón por la cual mata a todos aquellos que atentan contra la seclusión de ese libro de Aristóteles.Entendamos que esta es la explicación ficcionalizada por Umberto Eco. El destino real del libro de la comedia en la "Poética" es desconocido. Algunos dicen que se quemó en Alejandría, otros que noexistió nunca. Ese libro es uno de los grandes mitos de la historia de la filosofía/literatura. Lo que hace Eco en "El Nombre de la Rosa" es simplemente inventar una explicación posible que, dicho sea de paso, resulta ser maravillosa.

La llaman “la droga natural de la felicidad”

El término katharsis también lo encontramos en la tragedia griega, cuando a ella se refiere Aristóteles. En la Poéticase emplea esta palabra para designar el efecto que ejerce la tragedia en los espectadores. La tragedia, con el recurso a la piedad y al terror, logra la expurgación de tales pasiones. Katharsis en Aristóteles, es la purificación psicológica por el terror y la piedad.6. La risa como catarsisMás allá de la comedia que nos hace reír, de manera general la risa es una catarsis por cuanto viene a seruna forma de expulsión o evacuación muy común y natural. Una persona ríe porque de una u otra manera siente que existe una amenaza a su capacidad de controlar su ambiente y a las personas que están en él, y hasta su capacidad de controlar sus propios pensamientos y sus propios deseos. Pero por el contrario, no reirá si dicha amenaza se hace muy real. De esta manera, las condiciones de la risa soncontradictorias. Girard afirma que la amenaza debe ser por un lado, abrumadora y, por el otro, equivaler a la nada. En definitiva, para poder reírnos, debemos estar arriba a pesar de encontrarnos constantemente amenazados por quedar abajo.Para poder reír es necesaria una suficiente separación respecto al objeto de nuestra risa. Esta separación se presenta de distintas maneras: puede ser laseparación del escenario en el caso de la comedia, o la separación que brindan las costumbres extranjeras, o el remoto pasado. Esta separación nos permite reír con impunidad y abandono, permite además sentirnos diferenciados de aquella víctima de sacrificio que no es otra cosa que la víctima de nuestra risa.Sin embargo, hay casos en los que no hay ninguna víctima de sacrificio que suscite nuestra risa yponga la debida distancia entre nosotros mismos y las fuerzas interpersonales que nos amenazan. Este es el caso en el que nosotros mismos somos objeto principal de nuestra diversión
En la novela de Umberto Eco El Nombre de la Rosa, se producen una serie de muertes misteriosas en un aislado monasterio italiano. Primero aparece el Hermano Adelmo aplastado al pie de una altísima torre, aparentementehabiendo caído de una ventana –que sin embargo se encuentra cerrada. Luego encuentran al Hermano Venancio flotando en una tinaja llena de sangre de cerdo. Los frailes dominicanos, perplejos y horrorizados,comienzan a sospechar la mano del diablo. Pero Guillermo de Baskerville, un monje franciscano con el intelecto afilado y las capacidades de observación de Sherlock Holmes, comienza a confirmar suspropias sospechas de que los asesinatos tienen una causa más terrenal. Una serie de pistas le llevan hasta la biblioteca secreta del monasterio, donde el Hermano Guillermo encuentra el móvil del crimen, un libro prohibido cuyas páginas han sido envenenadas con cianuro: el tratado de Aristóteles sobre la comedia, Ars Comica.
El cuento de Eco es, evidentemente, una ficción, pero Aristóteles...
tracking img