El pais de las sombras

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 287 (71580 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
los ríos profundos Contemporáneos

País de las sombras largas

Hans R u e s c h

País de las sombras largas

Editorial La Isla, Buenos Aires, 1962 Título original en inglés: Top of the world Traducción de Alberto Luis Bixio Revisión de la versión en castellano: Jesús Manuel Arellano

© Hans Ruesch © Fundación Editorial el perro y la rana, 2008
Centro Simón Bolívar, Torres delSilencio. Torre Norte, piso 21. Oeste. Esquina Pajaritos. Parroquia Catedral. Caracas - Venezuela, 1010 telefs.: (58-0212) 377-2811 - 8084986 correos electrónicos: elperroylaranaediciones@gmail.com comunicaciones@elperroylaranaediciones.gob.ve editorial@elperroylaranagmail.gob.ve páginas web: http://www.elperroylarana.gob.ve http://www.ministeriodelacultura.gob.ve

Diagramación

Mónica PiscitelliDiseño de colección

Carlos Zerpa
isbn 978-980-396-398-8 lf 40220068005025

La Colección Los ríos profundos, haciendo homenaje a la emblemática obra del peruano José María Arguedas, supone un viaje hacia lo mítico, se concentra en esa fuerza mágica que lleva al hombre a perpetuar sus historias y dejar huella de su imaginario, compartiéndolo con sus iguales. Detrás de toda narración está unmisterio que se nos revela y que permite ahondar en la búsqueda de arquetipos que definen nuestra naturaleza. Esta colección abre su espacio a los grandes representantes de la palabra latinoamericana y universal, al canto que nos resume. Cada cultura es un río navegable a través de la memoria, sus aguas arrastran las voces que suenan como piedras ancestrales, y vienen contando cosas, susurrandohechos que el olvido jamás podrá tocar. Esta colección se bifurca en dos cauces: la serie Clásicos concentra las obras que al pasar del tiempo se han mantenido como íconos claros de la narrativa universal, y Contemporáneos reúne las propuestas más frescas, textos de escritores que apuntan hacia visiones diferentes del mundo y que precisan los últimos siglos desde ángulos diversos.

FundaciónEditorial

elperroy larana

Delicadamente demoledor
Ante el fondo de los inmensos desiertos de hielo del Círculo Polar Ártico, País de las sombras largas se distancia del tono mítico, semilegendario de las novelas de ambiente para ofrecernos el relato lineal de la existencia previa y los primeros contactos del pueblo de los inuits con el hombre blanco, contactos que son a su vez referidos sinmayores artificios: el narrador no observa a sus personajes como ejemplares más o menos venerables de alguna prístina proto-raza recién descubierta –aún chorreante de los restos del vitelo del huevo primigenio– sino que los presenta como individuos totalmente maduros de una sociedad ya establecida, más preocupados por sus asuntos domésticos que por cualquier inquietud metafísica ante un universoduro, pero no cruel, y riguroso, pero no despiadado. Los hechos, aventuras y privaciones de sus personajes nos son narrados con matices totalmente contrarios a ese tan gustado tono épico que suele estar reservado para este tipo de literatura, y los lectores nos vemos llevados sin sobresaltos de un capítulo a otro, de una escena a la siguiente, delineando un nítido discurso del cual no seremosseparados nunca por lo anecdótico que pueda encontrarse –tal como efectivamente se encuentra– a cada paso de esta narración: el empleo del efectismo como “recurso literario” es cuidadosamente evitado. Por ejemplo, torturas que para la mayor parte de los seres humanos resultarían insoportables –como la congelación o el hambre– son aquí vivencias simplemente molestas, prontamente olvidadas, mientras queotras contrariedades, como los piojos o las nubes de mosquitos, son en este contexto fuente de insospechadas delicias gastronómicas,

9

colección los ríos profundos

aprovechadas con deleite por los autodenominados inuits, es decir, hombres. Aun las escenas más violentas –y más truculentas– de esta novela pueden ser fácilmente distanciadas por el lector de la banalidad sensacionalista...
tracking img