El paraiso perdido

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 33 (8031 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Paraíso… ¿Perdido?

Sobre algunas teorías del turismo

Julio R. Aramberrl

RESUMEN

Este trabajo propone una reflexión crítica sobre las diferentes teorías sociológicas y antropológicas que han tratado de explicar el papel del turismo en la moderna sociedad industrial.

El autor distingue las corrientes dentro de este campo: las corrientes compensatorias y humanistas y lasaportaciones de los teóricos del conflicto. Cada una de ellas es contemplada en sus elementos centrales, al tiempo que se establecen algunos elementos críticos para la apreciación de su valor respectivo.

Igualmente se analizan algunas de las aportaciones más destacadas de la reciente bibliografía anglosajona.

Director del Instituto Español de Turismo

Introducción

Si se toma con lascorrespondientes precauciones, muy bien podría aceptarse la definición de “sociedad del ocio” para caracterizar a la actual. Las precauciones de rigor son las de no confundir lo que es un fenómeno propio de algunos países industrializados con lo que sucede en el conjunto del mundo, en primer lugar, y la de no confundir, como lo han hecho algunos recientemente (Racionero, 1983), la inactividad forzosa a que elparo somete a una parte de la población activa del ocio. Si tomamos esas precauciones, es fácil decir que en ninguna otra época histórica, y para una tan grande cantidad de personas, ha existido tanto tiempo de ocio como el que tienen a su disposición los ciudadanos de las sociedades industrializadas.

Este hecho choca con algunos argumentos esgrimidos recientemente por los críticos de nuestracultura en el sentido de que nuestra sociedad hace trabajar más a la gente que otras sociedades basadas anteriores, como el sistema feudal o incluso las sociedades basadas en el esclavismo. Para refutar estas visiones idealizadas del pasado, que suelen ser no otra cosa que nuevas formas de crítica a lo que se ha llamado sociedad de masas, bastaría con señalar el dato de que la esperanza de vida,muy inferior a la actual en aquellas sociedades, reduciría el ocio efectivo de quienes pudieran disfrutar de él a más de la mitad del que potencialmente se otorga al habitante de nuestras sociedades industrializadas.

Sin embargo el fenómeno turístico sigue siendo mal conocido y peor teorizado. En efecto todavía carecemos de explicaciones suficientemente elaboradas para la fiebre de viaje que seapodera de millones de europeos durante sus vacaciones de verano: menos aún, sabemos la relación que existe entre esta forma de empleo del ocio y su articulación con la actividad productiva que es propia de su otra vida, la vida cotidiana.

Las reflexiones que siguen van encaminadas a explorar sistemáticamente algunas de las explicaciones que hasta el momento se han dado, entroncándolas conteorías generales sociológicas y antropológicas con las que se hallan emparentadas.

El papel de lo lúdico
El retorno de lo sagrado

La gran conclusión de las formas elementales de la vida religiosa, esa obra que llena el final de la vida de E. Durkheim es la de que lo sagrado no puede ser completamente apartado de la vida social. Tal afirmación, hecha unos pocos años después de que Nietzscheconstatara que Dios había muerto, estaba llamada a tener un brillante futuro en el campo de las grandes teorías sociológicas.

En la obra de Durkheim, la permanencia de lo sagrado no es sino un síntoma de que la solidaridad social, tan tironeada por el individualismo propio de la sociedad moderna, puede subsistir y, de hecho, subsiste en ella. No se trata, pues, de la defensa de ninguna religiónpositiva, como tampoco de algún ritual que se estime imperecedero. Las formas de relación con lo sagrado, en sus cambiantes epifanías, es un medio de que la sociedad perviva y no estalle. Pero, siendo lo sagrado arbitrario por naturaleza, la sacralidad puede haberse desplazado a áreas e instituciones que no estamos acostumbrados a relacionas con la vida religiosa.

Esta línea de pensamiento, con...
tracking img