El pez que no quiso evolucionar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6037 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PEZ QUE NO QUISO EVOLUCIONAR

Había una extraña agitación en la zona de las grandes marismas. Todos los animales acuáticos tenían una asamblea convocada por la tortuga.
Amigos, imagino que os habréis fijado que cada vez hay menos agua. Antes estas palabras se organizo un gran revuelo. Todos habían percibido un suave y continuado descenso de las marismas.

Os heconvocado porque todavía nos queda mucho tiempo y podremos superar esto sin problemas si empezamos a actuar desde hoy. Para que sobrevivan nuestras especies tenemos que EVOLUCIONAR.

Cada día estaremos unos minutos fuera del agua. El que no pueda, que empiece por unos segundos y poco a poco que vaya aumentando el tiempo. Debemos también cambiar nuestros hábitos de alimentación y para esoempezaremos comiendo algo que no este en el agua, hasta que acostumbremos a nuestro cuerpo a digerir plantas del exterior.

Todos empezaron con el largo y concienzudo plan de acción. Todos menos el Barbillo, unos de los peces históricos de las marismas que se negó a participar en este proceso. El Barbillo veía descender las aguas pero se mantenía en la idea de que algunas lluviasarreglarían a tiempo el problema.

Al cabo del tiempo, tan solo unas pocas charcas con apenas un dedo de profundidad, el Barbillo agonizaba, y ese verano, el mas duro, acabaría con seguridad con el agua que quedaba. Justo pasó la tortuga a su lado y le dijo:
Tuviste la misma oportunidad que los demás. En este mundo de cambios constantes, evolucionar no es una opción, es unaobligación para sobrevivir.

El Barbillo, aun sin comprender gritaba: Que mala suerte he tenido todo se ha puesto en contra mía, la anciana tortuga le comento: Hace mucho tiempo yo era un pez entupido como tu y también me llego la oportunidad de evolucionar. Aunque me preste a ello, no lo tome en en serio y por eso es que

Soy así de torpe sobre tierra. Durante años eche la culpa a lamala suerte y ahora ya he aprendido que soy el único responsable.

El Barbillo murió en el barro, en el barrizal de los que no quieren cambiar, en el lodo de los mediocres que no saben ver la necesidad de cambio, de evolución, para seguir existiendo mañana.
Igual que el pez, hay muchos trabajadores (jefes y empleados) que aun viendo la nuevas exigencias no asumen la evolucióncomo necesidad profesional inminente.

LOS TRES DIRECTIVOS Y LA CRISIS FEROZ

Érase una vez tres directivos que decidieron poner en marcha un negocio. Cada uno tenia una capacidad de compromiso diferente y cada uno se propuso realizar el proyecto a su manera. El primero, oportunista y amante de los negocios rápidos, decidió construirlo con escasa estructura, personal económico y mínimasinversiones. El segundo gustoso de la imagen y las apariencias se concentro en vestir adecuadamente la imagen externa del negocio y el tercer directivo se propuso crear una empresa, sólida, con fuertes estructuras, con un gran compromiso de calidad, con una cultura y valores auténticos pero con visión de empresa grande y seria desde el principio.
El primero monto su negocio en unos díasy pronto obtuvo los primeros ingresos. El segundo tardo más pero también empezó a ver beneficios tras las primeras semanas. El tercero desde su humildad, reinvertía lo poco que iba obteniendo en mejorar y consolidar su negocio, su obsesión por la calidad del servicio retrasaban su capacidad para dar beneficios.

Pero llego una crisis feroz que azoto al sector, cuando alcanzo a laprimera empresa, ante la falta de clientela fija y el vaivén de los malos vientos desmorono enseguida al negocio, arruinando al directivo. Cuando llego al segundo, su incapacidad para sacar adelante los proyectos que asumió se volvió en su contra, acabo sucumbiendo ante las reducciones de pedidos que tajo consigo la crisis. Ambos desesperados por su mala suerte, acudieron a pedir ayuda al tercero,...
tracking img