El poder de la bendición hablada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1954 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El poder de la bendición hablada

1. EL PODER DEL NOMBRE DE DIOS.

En efesios 1:3. Pablo nos dice: Nuestro amante Padre nos bendijo con toda bendición espiritual en lugares celestiales en Cristo. El hecho de que hayamos sido bendecidos de esa forma es el motivo de que nosotros podamos bendecir a otros. No solo podemos recibir ese aliento del cielo cargado de gozo que nos levanta lavida, sino que podemos encauzar realmente esa poderosa corriente de bendición hacia el corazón de otros. Como el trabajador de una presa de agua que tiene en sus manos el control de un canal, podemos abrir las compuertas para permitir que el fuerte río de la gracia de Dios corra a través de nosotros cuando bendecimos a las personas en Su poderoso nombre.

Nuestras bendiciones mas fuertes a losdemás se producen cuando invocamos el poderoso nombre de Dios, porque ese nombre denomina su personalidad, su carácter, su voluntad y su amoroso anhelo de bendecir a toda la creación. Por lo tanto, las bendiciones mas poderosas son las que comienzan sencillamente, pronunciando su nombre, “El Señor te bendiga…”

Dios lo ha preparado para que sea un canal de bendiciones pronunciadas a favor de otros,¿no es así?. Piense en la forma tan abundante en que ha derramado su gracia en la vida de usted. Por cansado que se sienta, o por ocupado que esté, tome la decisión de dedicar un tiempo de concentración en el primer momento que tenga disponible durante el día o en la noche, para darle gracias y alabarlo por la rica abundancia de bendiciones que ha derramado sobre su vida. Sea tan concreto comopueda en cuanto a aquellas cosas por las cuales le da gracias. Deleite el corazón de El cuando le manifieste su gratitud. Y con alabanza genuina, háblele acerca de lo que su Nombre significa realmente para usted en cuanto a su personalidad, su carácter, su voluntad y el anhelo de bendecir que lleva en el corazón.

2. EL PODER DE NUESTRAS PALABRAS. (El poder de vida y de muerte)

Nuestraspalabras causan un impacto duradero, no solo para hacer daño, sino también para lograr un bien. Proverbios 18:21. “La muerte y la vida están en poder de la lengua”. Una buena palabra lleva alegría a un corazón lleno de ansiedad y depresión. Proverbios 12:25. La congoja en el corazón del hombre lo abate; más la buena palabra lo alegra. Las palabras agradables producen en el alma tanta dulzuracomo salud física. Proverbios 16:24. Panal de miel son los dichos suaves; suavidad al alma y medicina para los huesos.

Dios creo la lengua, y nos advierte gráficamente con respecto a su poder destructivo: Santiago 3:6,8-10. Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad (…)es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal. Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a loshombres, que están hechos a la semejanza de Dios. De una misma boca proceden bendición y maldición.

¿Por qué tiene la lengua un poder tan devastador? Porque expresa los pensamientos y los sentimientos del corazón, y nuestro corazón es orgulloso por naturaleza, siempre dispuesto a golpear a los demás. “El hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia delcorazón habla la boca”. (Lucas 6:45).

Nos guste o no nos guste, nuestras palabras representan lo que nosotros somos en realidad. Son la expresión viviente del corazón de la persona, de la misma forma que Jesucristo es la expresión viviente de Dios Padre y se le llama LA PALABRA, EL VERBO. Por consiguiente, si Cristo, el Maestro de bendición habita en nosotros, y su Espíritu dirige nuestrospensamientos y sentimientos, nuestro corazón rebosará con el anhelo y el propósito que tiene el Señor de bendecir, expresados con nuestras propias palabras.

Por esta razón, aunque nuestras palabras tengan un potencial inmenso para hacer daño, también tienen un potencial mayor aún para el bien. La luz es más fuerte que las tinieblas. Y el bien vence al mal, porque el Dios soberano, fuente de...
tracking img