El ramillete

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5740 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Antología

El Ramillete

~1~

Antología

El Ramillete

Noches de Baile en el Infierno

~2~

Antología

El Ramillete

El ramillete
Lauren Myracle
¡Atención, lectores! El siguiente cuento se basa en La pata de mono, escrito por W. W. Jacobs y publicado por primera vez en 1902, relato que, en mi adolescencia, me puso los pelos de punta. ¡Tengan cuidado con lo que desean! LaurenMyracle

E

l viento azotaba la casa de Madame Zanzíbar y hacía que un caño suelto golpease

los tablones. Pese a que sólo fuesen las cuatro de la tarde, el cielo estaba oscuro. En la sala de espera, decorada con escaso gusto, había tres lámparas irradiando una luz brillante, todas ellas envueltas en sendos pañuelos de fantasía. Del pomo colgaba un mono de plástico rojo que servía paraindicar que Madame Z se encontraba atendiendo a un cliente. Nosotros éramos los siguientes. El viento azotaba la casa de Madame Zanzíbar y hacía que un caño suelto golpeara los tablones. Pese a que sólo eran las cuatro de la tarde, el cielo estaba oscuro. En la sala de espera, decorada con escaso gusto, había tres lámparas irradiando una luz brillante, todas ellas envetas en sendos pañuelos defantasía. Frankie en compañía de Yun Sun su mejor amiga y Will el chico del cual está enamorada en secreto se encuentra en el establecimiento de una adivina buscando saber si Will le pedirá a Frankie que lo acompañe al baile de fin de curso. La noche del baile de fin de curso estaba cada vez más cerca, y yo, desde luego, no sería la típica aburrida que se queda en casa mientras las demás chicas se bañabanen maquillaje y salían a bailar subidas en unos espectaculares y aparatosos taconazos de más de siete centímetros de altura. De ninguna manera porque, además, muy en el fondo, sabía que Will quería pedirme que fuera su pareja. Para que lo hiciera sólo le hacía falta un empujoncito.

~3~

Antología

El Ramillete

Todo ello explicaba que nos encontráramos en Casa de Madame Zanzíbar. Ellanos diría qué nos deparaba el futuro y, siempre y cuando no estuviera ciega, nos indicaría lo que cualquier observador imparcial haría: que Will y yo estábamos hechos el uno para el otro. Oírlo con todas sus letras le ayudaría a Will para juntar fuerzas y hacer el intento. El mono de plástico colgado de la perilla de la puerta comenzó a agitarse. - Miren, se mueve- susurré. -Valla – exclamó Will.Salió de la oficina un hombre negro de cabellos plateados. No tenía dientes, así que el labio inferior se le arrugaba como una pasa -Niños – dijo, tocándose el borde del sombrero. Will se levantó y le abrió la puerta principal. Así era él. La ráfaga de viento que se coló por la puerta estuvo a punto de tirar a anciano, y Will lo ayudó a sostenerse en pie. -Gracias, hijo- dijo el anciano. Lo delos dientes también se notaba en que farfullaba un poco-. Acuérdate de salir antes que se desate la tormenta Dio un paso inseguro para trasponer la puerta. Tras agitar la mano sin mucho entusiasmo, Will la cerró. -Pobre loco- dijo una voz detrás de nosotros. Nos dimos la vuelta y era Madame Zanzíbar. Vestía unos pantalones de deporte de Juicy Couture y una chaqueta a juego de color rosa fucsia, quellevaba abierta hasta la clavícula. Tenía los pechos redondos y firmes y, puesto que no parecía llevar sostén, sorprendentemente respingones. Se había pintado los labios color naranja claro, el mismo tono que el barniz de uñas y el del filtro del cigarrillo que sostenía entre dos dedos. -Bueno, bueno- dijo Madame Z sentándose tras la mesa. Le dio una fumada al cigarrillo. – ¿En que puedoayudarles? Me mordí el labio. ¿Cómo decirlo? - Tú eres vidente ¿no? Madame Z exhalo una bocanada de humo. -Bravo Sherlock. ¿Te dio pistas el anuncio de las páginas amarillas? - El caso es que me estaba preguntando… - ¿SÍ?, continúa. Hice un esfuerzo.

~4~

Antología

El Ramillete

-Bueno… pues me estaba preguntando si cierta persona especial va a hacerme cierta pregunta especial. Madame Z se...
tracking img