El reino del dragon de oro.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5932 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El valle de los Yetis.
Tensing, el monje budista, y su discípulo, el príncipe Dil Bahadur, habían escalado durante días las altas cumbres al norte del Himalaya, la región de los hielos eternos, donde solo unos pocos lamas han puesto los pies a lo largo de la historia. Ellos se guiaban por las indicaciones de un pergamino y se orientaban por las estrellas, en un terreno donde incluso en veranoimperaban condiciones muy duras, el frio era terrible y solo vestían con prendas de yak. Ellos iban en búsqueda de aquellas raras plantas que solo se encontraban en el Valle de Yetis y que eran fundamentales para prepara lociones o medicamentos. El nombre del príncipe Dil Bahadur que se significaba “corazón valiente”, el príncipe no conocía la verdadera razón del por que el viaje al Himalaya. Ellossolo llevaban cuerdas hechas con pelo de yak puestas sobre la cintura y en la mano un bastón largo y firme, como una pértiga, que emplean para ayudarse en caso de ser atacados o para saber que tan hondo esta el suelo. Habían llegado a uno de esos despeñaderos y el lama estaba buscando el sitio mas adecuado para cruzar, el joven príncipe cerro brevemente los ojos, elevando una plegaria
-¿Temesmorir, Dil Bahadur? ---inquirió sonriendo Tensing.
- No, honorable maestro, moriré cuando haya concluido mi trabajo en esta reencarnación y mi espíritu este listo para volar.
Después de que el lama aseguro la pértiga, ambos se quitaron las túnicas y mantos, que les impedía moverse con plena soltura y ataron sus pertenencias en cuatro bultos, el lama tenía aspecto de atleta, su espalda y brazoseran puro músculo su cuello tenía el ancho del muslo de un hombre normal y sus piernas parecían troncos de árbol.
Tensing condujo a su discípulo por las cimas de los montes, en el camino existían antiguos puentes colgantes, pero estaban en muy mal estado y tenían que pasar con mucha precaución, cuando soplaba el viento frio o caía granizo buscaban refugio y esperaban para seguir en búsqueda dela aldea de los yetis.
Pasaron unos días y llegaron a la aldea de los yetis, ahí había muchos yetis pero había una yetis que era como la mayor de todos que se llamaba Grr-ympr, ella era muy anciana. Loes yetis pensaban que ellos eran dioses por eso no los atacaron al verlos llegar. Después Tensing reviso a las bebes Yetis por que muy pocos sobrevivían y nacían muy pequeños. Dil Bahadur descubrióque era por causa del agua que bebían con las flores moradas, entonces el lama ordeño a los chegnos (unos animales que tenían los Yetis) para darles la leche a las bebes, y a los Yetis le ordenaron que ya no tomaran de esa agua y que comieran de esas flores, después los bebes Yetis y los Yetis se salvaron. Tensing y Dil Bahadur se marcharon.

Tres huevos fabulosos.
Entretanto, al otro lado delmundo Alexander Cold y su abuela Kate Cold llegaban a Nueva York. Eran las cinco se la madrugada y estaban tan cansados los pasajeros del avión que acababan de llegar de Brasil. Al llegar al apartamento de Kate Cold en Nueva York, Alexandre le entrego los 3 huevos de diamante a Kate y le explico que esos 3 huevos eran para poder salvar a la gente de la neblina en el Amazonas, pero Kate no lecreyó que fueran diamantes de verdad.
Kate tuvo los 3huevos de cristal en su poder durante dos semanas. Una mañana Kate Cold paso a tomarse un café en un local en la esquina de su calle, y al irse se le quedo uno de los diamantes sobre la mesa, el dueño que era muy buen amigo de Kate de hace ya varios años, alcanzo a Kate y le entrego el diamante. Kate Cold fue con un ex novio que era dueño de unajoyería, para ver que tanto valían los diamantes. Isaac Rosenblat, el dueño de la joyería reviso los diamantes y se sorprendió al verlos, le pregunto a Kate que de donde los había conseguido, Kate le conto la historia de la Cuidad de las Bestias, y el sueño de Nadia Santos, sobre los 3 huevos, pero Isaac Rosenblat no le creyó ni una palabra, y así fue como Isaac se convirtió en guardián de las...
tracking img