El tiempo en la filosofia y la ciencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1166 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Tiempo….
Es realmente difícil poder responder categóricamente a la pregunta de qué es el tiempo. Todos los filósofos de todos los tiempos se la han planteado. En las respuestas que han ido encontrando podemos observar la evolución del pensamiento humano.
Los primeros testimonios que podemos recoger sobre esta pregunta se remontan al mundo griego, concretamente a las paradojas de Zenón deElea. En la más conocida de ellas una tortuga reta a una carrera a uno de los héroes de la antigüedad, Aquiles, con la condición de que le conceda al quelonio 10 metros de ventaja. Si Aquiles corre diez veces más deprisa que la tortuga, mientras ésta ha recorrido 1 metro, nuestro héroe ha recorrido 10. Cuando Aquiles ha recorrido el metro que le separaba de la tortuga, ésta ha recorrido 10 cm. CuandoAquiles ha recorrido esos 10 cm. de diferencia, la tortuga ha recorrido 1cm. Cuando de nuevo Aquiles recorre ese cm, la tortuga ha recorrido 0’1 cm... Y así podríamos estar horas y horas, y veríamos que según nuestro razonamiento Aquiles jamás alcanzaría a la tortuga. De esta paradoja Parménides y sus seguidores (Zenón es uno de ellos) extraían la ilusión de todo movimiento y de toda pluralidad.Como se puede deducir, el razonamiento se basa en la teórica división hasta el infinito del espacio y del tiempo.
Platón retomará estas ideas, y en uno de sus diálogos, el Timeo, nos hablará del tiempo como de la imagen móvil de la eternidad. Para Platón existe un Mundo de Ideas Primeras, Arquetipos o Formas; el Mundo Inteligible. El mundo de la materia, de las infinitas apariencias que reflejandichos Arquetipos, es el mundo sensible. El tiempo sería aquello que permite relacionar los dos mundos, ponerlos en marcha.
Todas estas ideas, después de la Edad Media, serán recuperadas en el Renacimiento. Giordano Bruno nos hablará de un Universo uno, infinito e inmóvil. Empieza a concebirse la eternidad como algo que está más allá del tiempo, y ésta será la visión que de ella tenga JohannesKepler, astrónomo del s. XVII según el cual el Universo sería como una esfera cuyo centro está en todas partes y su superficie en ninguna.
A mediados del s. XVII surge uno de los científicos más grandes de todos los tiempos: Isaac Newton. En su obra Principios matemáticos de la filosofía natural, además de describir el mundo en función de partículas y fuerzas que actúan sobre ellas, y de definir loque es la masa, la velocidad, aceleración...nos habla del espacio y del tiempo absoluto, como algo independiente de los fenómenos y sin ninguna relación con estos, como un inmenso marco donde se producen los acontecimientos, pero sin ninguna posibilidad de que el espacio pueda influir sobre ellos, y los sucesos sobre el espacio. Separa asimismo el espacio del tiempo, de manera que ambos estántotalmente aislados el uno del otro. Newton reconoce que esto es bastante difícil de demostrar, pues a fin de cuentas los relojes que miden el tiempo lo hacen también con el espacio. Sin embargo, lo establece como marco de trabajo. En esta primera formulación matemática de la física, el tiempo no tiene una duración establecida; en teoría podríamos ir tanto hacia el pasado como hacia el futuro. Sinembargo, no es así. Hay una dirección establecida del tiempo.
En el s.XIX los trabajos sobre el calor y el trabajo en los procesos físicos, y su mutua reconversión de uno en otro condujeron a la formulación de las leyes de la termodinámica. La primera de ellas es la conocida ley de conservación de la energía, según la cual nada se crea ni se destruye, todo se transforma. La segunda ley nos dice quesólo los procesos en los cuales la entropía de todo el Universo aumenta, son los que se pueden dar. Podemos imaginar la entropía como si fuese la tendencia al desorden, el desorden mismo. Nos establece una dirección determinada del tiempo. Si, por ejemplo, a cualquiera de nosotros se nos rompe un jarrón al caérsenos, jamás veríamos cómo el jarrón vuelve a recomponerse por sí mismo. Para...
tracking img