Embarazo en el noviazgo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1171 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Testimonio de embarazo en el noviazgo

Espero que esto te mueva a tomar la mejor decisión; enfrentar tu futuro, con amor y entrega

¡Hola! Mi nombre es Claudia Castro de Romo, para servirles. Soy originaria de México, D. F., pero vivo en Córdoba, Ver., Méx.
Les escribo para compartirles mi experiencia personal de vida. Cuando mi esposo y yo, éramos novios, me embaracé. ¡Qué raro, no? ups!Él no quiso hacerse responsable, a pesar de que antes de la primera vez que tuvimos relaciones, me había prometido que me apoyaría si me quedaba embarazada; yo confié en él, pero a la mera hora, cuando supimos que estaba embarazada, no quiso apoyarme. Yo, a solas, le escribí una carta a mi bebé, porque ya lo sentía como parte de mi ser, parte mía, sangre de mi sangre y parte de mi corazón,haciéndole saber los miedos que tenía como nueva madre para enfrentar mi realidad, pero que lo amaba y quería hacerme responsable para poder llegar a ser una buena madre, ya que, habiéndome entregado completamente (en cuerpo y alma) a mi novio, tenía que responder en esos momentos por mis actos(que ciertamente no habían sido los más acertados en ese momento, por mis malas decisiones juveniles a causa demi realidad inevitable: mi inmadurez) .
A los 2 años y medio de tener relaciones fuera del matrimonio, nos falló el preservativo, pero no pensaba en echarme hacia atrás. Cuando recibimos el resultado del laboratorio, él me llevó de inmediato con el ginecólogo que me atendía para que me hiciera un aborto, pero yo lloraba en el carro; yo no quería, ni siquiera pensaba en abortar a mi bebé; yaconocía el video de un documental sobre el aborto y estaba enterada de lo nefando y horrendo que eso era, y me repugnaba la idea de abortar y matar a mi propio hijo. ¡Era terrible! ¡Me sentía cucaracha!
Me ahogaba en llanto de pensar en eso, era muy doloroso, espantoso pensar en ello para mí, pero a pesar de su falta de apoyo me llené de valor, y le dije a él, que con él o sin él, tendría a mi bebé.Le conté lo sucedido a una de mis mejores amigas; ella había sido mi maestra, en la escuela, y ahora era mi mejor amiga, consejera y soporte. Fue mi maestra de Ética.
Ella, no pudiendo tener hijos, dentro de su matrimonio de 8 años ya, acabaría por divorciarse, por no poder tener hijos; anhelaba con todo su corazón tener uno, y ella se prestó a hablar con mi novio (que ahora es mi esposo),para convencerlo de que tuviéramos al bebé (yo creo que en el fondo, ella quería hacerse cargo de mi bebé, adoptándolo, pero nunca me dijo nada, y a mí no se me ocurrió, porque yo quería conservar a mi bebé, así es que ni le pregunté si lo quería ella para sí).
Mi novio se convenció afortunadamente (fíuuu! ¡Gracias a Dios, que conmovió su corazón!) de que lo tuviéramos, y de que nos hiciéramosresponsables por lo que habíamos propiciado, y nos casáramos, y finalmente, a los 3 meses de embarazo, nos casamos.
Tuvimos una hermosísima niña, que ahora tiene 20 añitos, y después a su hermano, de 16, a los que amo. Y créanme, no me arrepiento ni tantito de haberla tenido. A pesar de que con ello se me truncaran “aparentemente”, planes de mi vida, de mi estudio, porque a los 3 meses de que ellanació, yo me recibí de mi carrera, y créanme, no fue nada fácil, adaptarse a llevar un hogar y cuidar a mi niña, y a mi esposo, y seguir llevando mi escuela, hasta recibirme; todos me ayudaron, pero salimos adelante. No fue “mi plan” el que se llevó finalmente a cabo, sino el de Dios, pues movió mi corazón a la misericordia y al amor, que me convenció y nos convenció de hacernos responsables pornuestra bebé. Fue su amor el que movió mis entrañas y las de mi esposo y nos conmovió para sacarla adelante.
Ahora mi hija estudia medicina, en 5to. Semestre. Me siento muy orgullosa de ella. Lo mismo de mi hijo.
La maternidad es un Don precioso de Dios, uno de los más hermosos, junto al sacerdocio y la vida consagrada. Él nos presta a sus angelitos, para que, como madres, los eduquemos y...
tracking img