Emilo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (769 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ángeles Caso - EL CULTURAL (de EL MUNDO) - 30-1-09 - Sección “Primera memoria”
*
MI POBRE ELISABETH - “Aquello me parecía un deshonor: literatura menor para mujer”
 
La verdad es que tuve suerte.Aunque no del todo, tampoco exageremos: la leyenda obliga a que cualquier escritor que se precie tenga malos comienzos. Y sí, qué voy a decir, yo también lloré lo mío…

Llevaba muchos añospreparándome para ser escritora. Toda la vida, a decir verdad, desde que, siendo muy pequeña, mi padre me cogía en brazos y me contaba como si fueran cuentos las historias de Alonso Quijano o las de Ulises, yme recitaba los poemas del romancero tradicional. Después me pasé la vida leyendo (que es, según creo, la mejor manera de aprender a escribir). Y escribiendo, desde los 9 o los 10 años, todo lo que seme ocurría: cuentos y reflexiones sobre todo, cuentos que solían acabar en la papelera pero que se iban haciendo cada vez más largos, como si caminasen engrandeciéndose hacia el sueño que vibraba enmi cabeza: una Novela, ¡buf!

Cuando al fin me sentí preparada para abordarla, había pasado mucho tiempo, y también muchas cosas: yo ya había entrado en la treintena; mi hija acababa de nacer, y esome proporcionó inesperadamente una fortaleza y un ánimo que me permitían lanzarme a cualquier aventura (consecuencia de las hormonas, supongo); pero mi biografía no me beneficiaba. O en parte sí: yome había dado a conocer años atrás como presentadora durante un breve periodo del Telediario de TVE. Eso implicaba que tal vez no fuese difícil que una editorial apostara por mí. Pero tambiénsignificaba, y bien que lo sabía, que mucha gente me juzgaría con prejuicios, que pensarían que no era más que otra de esas ”famosas” que se aprovechan de su celebridad para publicar un librito cualquiera,cosas de la vanidad… ¡Yo, que iba de escritora serísima desde pequeña!

En fin, no me quedaba más remedio que aprovecharme de las ventajas de la situación y enfrentarme a sus inconvenientes. Decidí...
tracking img