En que consiste la salvacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 8 (1797 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 12 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿En qué consiste la salvación?
En cierta ocasión, un negociante famoso por ser despiadado en su trato con los demás compartió con un conocido su deseo de hacer peregrinaje a la Tierra Santa, trepar el Monte Sinaí y leer los Diez Mandamientos en voz alta desde la cumbre de aquel monte. Su conocido no se mostró muy impresionado por tal evidencia de devoción. "Tengo una idea mejor", le respondió."Quédese aquí en casa y obedézcalos." En este breve intercambio se presentan varias realidades de la naturaleza humana. Una de ellas es nuestra ceguera a nuestros propios pecados. Fácilmente vemos los errores de otros, pero nuestros propios errores nos parecen insignificantes. Otra realidad que notamos es la forma en que pretendemos justificarnos ante Dios con acciones religiosas. Hay ciertoserrores que se presentan fuera de la iglesia, y otras que son más comunes dentro de ella; y la religiosidad es uno de los errores más difundidos en la iglesia. Muchas veces creemos que estamos bien con Dios, cuando estamos muy equivocados. Como dice la Biblia, Nada hay tan engañoso como el corazón. No tiene remedio. ¿Quién puede comprenderlo? (Jeremías 17:9) El verso siguiente da la respuesta: Yo, elSeñor, sondeo el corazón y examino sus pensamientos, para darle a cada uno según sus acciones y según el fruto de sus obras. (Jeremías 17:10) Estas palabras inspiran temor en el corazón de cualquier persona honesta, pues podemos ocultar nuestro verdadero estado de los demás y hasta de nosotros mismos, pero no podemos engañar a Dios. El conoce nuestros pensamientos y nuestras motivaciones. Si esto esasí, ¿cómo podemos ser salvos? ¿En qué consiste la salvación? Es un asunto que debe interesarnos a todos, pues aun los que hemos sido creyentes por años podemos extraviarnos de la verdad.
Lectura: Tito 3:3-7 3:3 Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, yaborreciéndonos unos a otros.
3:4 Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres,
3:5 nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,
3:6 el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador,
3:7 para que justificadospor su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.
En este maravilloso resumen de la acción salvadora de Dios y su resultado en nosotros, podemos discernir tres realidades que corresponden a nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro. Hoy vamos a considerar el pasado y el presente. La próxima semana, estudiaremos el futuro. Para empezar, vemos que
I. Somossalvos de un pasado ruinoso Pablo no excluye a nadie, ni siquiera a él mismo, de su declaración. En otro tiempo, dice él, también nosotros éramos necios y desobedientes. Si recordamos que Pablo había sido una persona muy religiosa, podemos reconocer que él no se refiere sólo a los parranderos, a los criminales o a los ateos. No importa cómo haya sido nuestra niñez, todos éramos - o quizás somos,si no conocemos a Cristo - necios y desobedientes. Ser necio significa no tener entendimiento acerca de las cosas realmente importantes. La desobediencia describe nuestra actitud hacia Dios y sus leyes. Esa necedad y esa desobediencia se mostraban en nuestro estilo de vida. Íbamos por sendas que no nos llevaban al bien. En lugar de caminar en la luz del Señor, andábamos en la oscuridad de nuestrospropios deseos. Éramos, efectivamente, esclavos de toda clase de pasiones. ¿A qué clase de pasiones se refiere Pablo? Cuando leemos acerca de pasiones y placeres, lo primero en venir a la mente suele ser lo sexual. Seguramente ninguno de nosotros puede decir que, en su pasado, no existe ningún problema sexual - sea el adulterio y la fornicación o la lujuria. Pero no debemos de limitarlo a...
tracking img