Ensayo de una docente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3288 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
HISTORIA PERSONAL
NOMBRE: CORTEZ MARÍA MERCEDES

Decía Guizot que la historia se compone de muchos y variados hechos ,de los cuales voy a contar hechos individuales con nombre propio , hechos generales , sin nombre, a los que no es posible asignar una fecha precisa pero que no por eso quedan excluidos de la historia, por lo menos de mi historia .
Nací en una época crítica ,en un tumultuosoproceso político ,social y económico. Al borde de un Argentinazo; momento de luchas sociales nuevas como las guerrillas, levantamientos urbanos y rurales.
Época cuya magnitud fue inédita ante los ojos de la mayor parte de la sociedad. Nací el 26 de Agosto de 1972 en la provincia de San Juan . Viví toda mi infancia y juventud en el departamento Caucete a 25 kilómetros del centro de San Juan.Comencé el jardín en la que hasta el día de hoy es mi escuela, la Normal Belgrano. Desde que comencé no hubo un año que no haya ido ya sea como estudiante o como docente. Queda a unas cuadras de mi casa paterna así que actualmente es la excusa perfecta para visitar a mi mamá al salir de trabajar.
Las grandes catástrofes incitan a pensar o más bien a replantearse el universo Braudel. Eso mesucedió con el terremoto del ´77 cuyo epicentro fue en mi ciudad, la cual quedó destruida. La casa de mis padres no se derrumbó pero la de mucha gente conocida ,sí.
En ese momento la situación política pasó a segundo plano, todos los servicios estaban interrumpidos, solo teníamos ayuda de los soldados con agua potable, vestimenta y algo de mercadería. En el tramo 1981-1983 fui tomando conciencia delos hechos del pasado y como influían en el presente de mis padres y en el mío. Una historia contada por mis maestras como verdad absoluta .
La guerra de Malvinas fue relatada como una trágica historia de Amor, necesaria para no perder un pedazo de tierra que en ese momento nos enterábamos que existía pero que valía tanto que no importaba la vida de soldados que valientemente la fueron adefender. Nos mostraban además un país fuerte y capaz de afrontar tremendo destino. Nadie decía que el poder político implementado por la fuerza, recurre a lo más profundo del sentimiento argentino, para lograr sus más oscuros objetivos: Perpetuarse en el Poder.
Cuando pienso en mi primaria se vienen a mi memoria los rostros de mis seños de sexto, y las de mis compañeros. En los recreos nonos faltaba el elástico ,el tejo y las rondas . En el grado recuerdo a mis compañeros todos tranquilos y ordenados, las maestras distendidas y alegres con actitudes muy maternales, en algunos casos. Sabíamos de otras maestras que la disciplina la imponían con tironeos de brazo incluso con cinta adhesiva en la boca para los charlatanes.
Al ser un pueblo chico todos se conocían y a pesar de miedad me daba cuenta de las diferencias que hacían mis maestras con los hijos de familias adineradas o reconocidas . La máxima sanción era ir a la dirección , todos teníamos un terror de enfrentarnos a la directora ya que solo la veíamos recorriendo los pasillos y en los actos ,al asecho de alguien que no esté haciendo lo debido .
Yo era una niña muy tímida y muy responsable , no recuerdo que mimamá me recordara hacer mis tareas. Era mi obligación y nunca podía ni siquiera dudar que fuera así. En la escuela no me permitía pensar mal de mis maestras y menos contradecirlas . Ellas tenían la última palabra y yo se las creía.
A los seis años comencé a concurrir a un instituto de Inglés, en ese momento solo recibían a chicos de siete años en adelante , pero mi mamá insistió en que merecibieran y así lo hicieron. A pesar que me costaba más que a los demás continué hasta terminar.
En la escuela secundaria los profesores estaban dispuestos a escucharnos. La mayoría vivía en Caucete así es que no solo nos veíamos en la escuela sino también en el supermercado, en la iglesia, en la calle etc.
En tercer año nos avisan que debíamos pensar si queríamos ser maestros o continuar con el...
tracking img