Ensayo sobre "la princesa masai"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1870 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ensayo

Contenidos del capítulo 3. Revisión de los elementos culturales en el largometraje “La Princesa Masái”.

Quisiera comenzar diciendo que jamás había visto una película así. Más bien, nunca me topé con alguna clase de historia que presentara el tipo de hechos que vi en “La princesa masai”. Encuentro muy interesante la forma en la que la vida de las personas puede cambiar en un segundoy, la historia en la película es un claro ejemplo de ello. El capítulo 3, nos dice que la cultura se define como “un diseño para vivir”. En la película, (misma a la que ahora me referiré como: “LPM”) la protagonista intenta rediseñar su vida y se encuentra con un final decepcionante. Con ésta introducción, trataré de abordar los temas contenidos en la unidad sobre cultura, ejemplificando con losacontecimientos en el film para que la revisión sea más entendible.

Los “Masai” son una tribu africana que poco a poco se ha consolidado como una sociedad. Y la podemos llamar así puesto que cuentan con ideas básicas del funcionamiento del mundo, tienen y usan su propia tecnología, y sus artefactos y acciones llevan un propósito y significado en particular. Sus prácticas van de lo sensible yrespetable a lo grotesco y desalmado. La vida cultural de los Masai está llena de celebraciones. Según investigué, la versión masái de los grupos de edad consta de infancia, guerrero menor , guerrero mayor, adulto menor y adulto mayor. Tras la circuncisión, los chicos se convierten en guerreros menores. El sistema político masái está descentralizado; realizan reuniones de ancianos y discusionespúblicas para decidir sobre los asuntos más generales.Pero así como Son capaces de divertirse y saberse organizar política y socialmente, también saben provocar el sufrimiento de quienes los rodean. Son más como animales que personas y esto lo podemos ver en muchos ejemplos. Cazan y no cocinan sus alimentos ( porque de ser lo contrario me perdí el momento), cuando tienen relaciones sexuales selimitan a la penetración y eyaculación para poder fecundar, dejando de lado el jugueteo sensual previo al coito, y ya que estamos hablando de lo sexual, como ejemplo de brutalidad, tenemos el hecho de cortar el clítoris a las niñas ,de entre 10 a 14 años aproximadamente, cuando tienen su primer periodo menstrual, o también lo de dejar sin ayuda a cualquier mujer embarazada con amenaza de aborto y/odificultades para dar a luz sólo por pensar que están bajo alguna maldición. Este tipo de aspectos han esquematizado la vida de los Masai y de un modo u otro su patrón de vida se ha formado de tal modo que pueden consolidarse culturalmente como un grupo social.

Se supone que el contenido de la socialización varía de una sociedad a otra. Es por eso que Carola, una mujer suiza de 27 años,abandona su comodidad y su familia en Europa para recluirse en una aldea africana en Mombasa para vivir con un guerrero masai sumburu.

Todo parecía perfecto pero algo tenía qué suceder para arruinar la felicidad de Carola, y esto no fue simplemente el choque de culturas sino algo más importante, algo más fuerte e intenso que la colisión misma de ambos mundos: La aculturación.

Somos quienes somosgracias a la influencia de la aculturación. Esto pasa cuando nos vemos tan inmersos en una cultura que llegamos al punto en que esa forma particular de vivir nos parece de lo más normal y natural. Si nos pusiéramos en el lugar de Carola, no imagino cómo no vivir con alguna especie de trauma. Es horrible ver cómo todo lo que ella deseaba se viene abajo por las cosas que no pensaba que su “amorverdadero” fuera capaz de hacer.

Para los Masai, la sexualidad implica únicamente un fin reproductivo. Para Carola; (quién podría representar la parte humana puesto que los Masai se comportan instintivamente como animales) es más como una fuerza poderosa que debe ser tratada con seriedad y que no debe dejar de lado la pasión y el deseo. Sin embargo, como mencionan Ford y Beach ( 1951) “el...
tracking img