Ensayo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 40 (9787 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ensayo: Tratado de los Delitos y las Penas | 11 de octubre
2010
|
ALUMNO: CARLOS GUILLERMO MARTÍN CORRALES TICONA | DERECHO PENAL I |

ENSAYO:

“TRATADO DE LOS DELITOS Y LAS PENAS”
(MARQUES DE BECCARIA)

POR: CARLOS CORRALES TICONA

INTRODUCCIÓN
El sistema penal de la época era un desastre, existía un caos enorme en la legislación, había un altísimo numero de delitos que erareflejo de una total desorganización de la sociedad, de nada servía dictar leyes durísima sino se llegaba al fondo de la causa, tampoco servía de nada las torturas a las que sometían a los acusados y no existía ningún tipo de relación entre el delito y la pena, se aplicaban penas muy graves como la pena de muerte para delitos insignificantes como el hurto, el libro de Beccaria expone algunas ideasinnovadoras para su época como reducir las torturas a los que eran sometidos los reos hasta que fueran jugados y condenados, eliminar la pena de muerte que no era buena para nadie, ....
Debido al caos reinante en la época se precisaba una reforma urgente del sistema pena, se abre una nueva etapa en la historia del derecho penal positivo.
Este libro refleja la poca capacidad que tenían los monarcaspara gobernar y como se veían sobrepasados, su solución era machacar a sus ciudadanos siempre que no fueran nobles ya que estos tenían unos ciertos privilegios en los que no se podía juzgar.
La tortura en nuestros días no existe casi en ningún país desarrollado, pues solo sirve para condenar al débil inocente y absolver al delincuente fuerte, la atrocidad de las penas es inútil
Desde entonces lascosas han cambiado suficiente pero no lo bastante.

CAPITULO I. EL ORIGEN DE LAS PENAS

El marqués de Beccaria en este capitulo, hace referencia a una especie de pacto social, retomado posteriormente por otros autores como Juan Jacobo Rousseau, quienes al igual que él definen a la ley, como la base principal de ese convenio tácito, celebrado entre los hombre vagos y mundanos, quienesdecidieron ceder parte de su independencia a un régimen encargado de salvaguardar el estado de paz, al que recién había entrado la creciente sociedad, (fundamentalmente como lo señala el autor) cansados de estar en constante estado de guerra.

Este cúmulo de libertades cedidas a favor de esta nueva estructura político-social, es la base real de la soberanía, misma que es encomendada al gobernante de lanación, a través de este pacto entre los integrantes del estado, bajo las condiciones que en cada caso particular se hayan dado. ¿Pero de que forma su puede defender al gobernante y a la soberanía, de las pasiones de los hombres que se resisten a este nuevo pacto?; en el capitulo, Beccaria señala que la solución a éste pequeño inconveniente de la inexperta sociedad, se encontraba en la conjugaciónde motivos sensibles, que fueran capaces de apaciguar el ánimo tiránico de los hombres, llamados así por ser los únicos capaces de herir los sentidos de los hombres, que se oponen al bien universal; de esta forma podemos deducir que esos motivos sensibles, son las penas que se imponen a los hombres que osan traspasar la barrera del orden social.

CAPITULO II. DERECHO DE CASTIGAR

Al ser elgobernante el legitimo depositario de la soberanía, esta facultado por los integrantes del gran pacto, para poder castigar los delitos, con la finalidad de contrarrestar los atentados de los hombres que sean enemigos de la salud publica y es en este sentido, donde nace uno de los principios rectores de este Ius Puniendi el cual señala, que más justa es la pena, mientras más sagrada o inviolable seala seguridad que el soberano tenga consagrada a sus súbditos.

Como lo señala el autor, la donación de parte de los derechos de cada hombre a favor del bien publico, no a sido sino con la finalidad implícita que a cada uno de estos protagonistas beneficia; si bien es cierto seguramente muchos hombres aún en la actualidad, desearían estar fuera y ser inmunes a nuestro régimen jurídico, pero...
tracking img