Ensayo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2217 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La imagen estereotipada de la abuelita con cabellos blancos, tejiendo desde su mecedora, ha cambiado radicalmente.
Hoy, en cambio, las abuelas hacen gimnasia, cumplen asignaturas pendientes, se ocupan de su estética, y ¡hasta se animan a divorciarse después de una vida entera en común!... y crian nietos, porque la mayoría de sus hijos trabajan todo el día.
El tema es saber diferenciar entre eldisfrute y la obligación.
Una reflexión sobre el cambio de roles y el derecho a seguir con la propia vida, cuando ya se han criado sus propios hijos, se hace indispensabele en los tiempos que corren.
Abuelas esclavas: cuando el amor se opaca por las obligaciones cotidianas
Si hay algo que es cierto es que la obligatoriedad de cumplir con cualquier papel lo aleja del placer. En el caso deabuelas obligadas a ocuparse diariamente de sus nietos pasa algo similar. Aclaremos que no se está hablando de falta de cariño, ni nada que se le parezca.

+ Info

• La niñez en peligro de extinción
• Los eternos adolescentes: los hijos que no dejan el hogar paterno
• Educar y cuidar a los hijos
Está claro que convertirse en abuela es uno de los placeres más sublimes que una mujerpueda sentir. Hasta muchas madres convertidas en abuelas se atreven a asegurar que es similar a dar a luz por segunda vez, con la satisfacción extra de ver a sus hijos convertidos en padres y el placer del deber cumplido.
La emoción del ciclo natural de la vida. Y nada de esto está en discusión aquí.

¿Abuelas por opción o hijos demandantes?

El foco está puesto en aquellas familias que aunteniendo otras opciones, deciden, sin consultar, adherir a la premisa de que "nadie va a cuidarr a sus hijos mejor que un abuelo". Y es posible que haya mucho de verdad en esa enunciación.
El problema pasa cuando esa decisión se torna natural y ni siquiera se consulta con la abuela en cuestión quien, en cierto modo, se encontarará nuevamente postergando intereses personales o postergados por cumplircon esa función que les ha sido impuesta.
Y adoran a sus hijos, claro. Y más aún a sus nietos. Y por eso aceptan de buen grado este nuevo papel. El caso es que si solo hay disfrute y placer, no hay nada que hablar.
Pero muchas veces esta falta de "consulta" deviene en consecuencias no deseadas.
Por eso, y una vez más, es imprescindible una comunicación sincera.
Y muchas veces, en este abusoinconsciente de la disposición del tiempo ajeno, subyace la idea, arraigada socialmente, de que los adultos mayores "no tienen nada que hacer", o que sus actividades carecen de importancia comparadas con las obligaciones de los adultos jóvenes.
En definitiva, una cuestión sumamente importante para sentarse a hablar en familia, y hacerlo con extrema sinceridad. Siempre se puede llegar a acuerdos queno impliquen ofensas de ningun tipo, cuando es amor lo que sobra.
La reactualización del síndrome del nido vacío
Se ha dado en llamar el "síndrome del nido vacío" en Psicología, al momento en que los hijos abandonan la casa paterna para formar su propia familia, por un proyecto laboral o por cualquier otra opción que implique "mirar hacia adelante".
Lo cierto es que es un momento crucial parala madre que deja ir sus retoños, y una instancia de reencuentro fundamental con la pareja, relegada por la crianza de esos hijos que dejan el hogar.
Un momento bisagra en la vida de cualquier pareja madura. Muchos divorcios se dan precisamente en ese momento, ya que salen a la superficie los intereses en común, más allá de los hijos.
En fin, implica un momento de reacomodamiento generalizado ycrucial.
Muchas veces la madre logra, no sin esfuerzo, volver a enfocarse en su vida, reencontarse con su pareja, retomar proyectos propios.
Y todo ello implica un gran desafío, después de décadas enteras dedicadas a la crianza de los hijos y a la consolidación de la familia. Y sin embargo lo logran, y hasta lo disfrutan.
Pero resulta que al tiempo, y sin proponérselo, con la llegada de los...
tracking img