Ensayos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1245 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ANGELES

































Antonio Arjona






















“Dedicado a Arthemisa y a Raptor, por su apoyo en todos y cada uno de los proyectos en los que me sumerjo”



















Capítulo 1

En la llanura se podía escuchar a lo lejos un gran estruendo de carga, y guerra, de muerte y odio. Losdos ejércitos avanzaban dejando su rastro, de sangre y sudor en la tierra maldita que los asolaba aquel día. Un centenar de guerreros estaba dando rienda suelta contra los Orghan mutilándolos, ensañándose con la carne de aquellas malditas bestias. Un guerrero humano de armadura dorada y negra blandió su espada con fuerza y realizando un giro perfecto separó la cabeza del cuello a una de esasbestias babeantes, la sangre negra que surgió de la herida cayó sobre su cara, manos y torso.

Apartando el cadáver, giró sobre su cuerpo para atestar una fuerte punzada en el torso de otra de aquellas bestias, eliminándolos implacablemente sin temor ni duda alguna. A lo lejos un cuerno de batalla marcaba el inicio de la lluvia de flechas, el sonido silbante de las flechas en el cielo, de sus propiosaliados, era como el estruendo de la peor tormenta jamás conocida. El guerrero se arrodilló y realizando unas señales con la mano creó un aura semitransparente a su alrededor, como buen paladín a las ordenes de su señor. Las flechas cayeron sobre su aura y sobre los enemigos, cayeron sin piedad atravesando carne, y escudos. El guerrero alzó la mirada con una sonrisa irónica y eliminó su auramientras se impulsaba para seguir con la matanza.

Las nubes en el cielo empezaron a oscurecerse, tornando la batalla de un tono maldito y opresor. Los rayos empezaban a formarse mientras se oscurecía la llanura donde perecían aquellos hombres y bestias. Un Orghan con un fuerte rugido lanzo su hacha con una velocidad endiablada que arrancó de cuajo la cabeza de un pobre lancero con pinta de llevarpoco tiempo luchando, por lo menos no había tenido que vivir los horrores de muchos de sus compañeros.

El paladín, continuó su odisea, estaba disfrutando, sabía que iba a pasar a la historia como un gran héroe. De la tierra surgieron varios esqueletos con aspecto amenazante y ojos encendidos en llamas. Cuando los vio, paró en seco sus movimientos, y llevándose la mano a su cinto extrajo un cetroque emitía una luz blanca como jamás nadie había visto en aquellas tierras. – ¡Señor libérame de sus garras, y devuélvelos al lugar del cual no deberían haber salido! – Susurró el Paladín llevándose la mano a la cruz de su cuello. De repente los esqueletos cayeron desmoronando sus huesos por la tierra.

Le faltaba poco para llegar a su destino, matar al líder de aquel ejercito, demostrar que lasfuerzas del bien jamás perecerían, era el día, el momento, era la era de los humanos, y del cristianismo. Nadie los abatiría, nadie los vencería. Ese era su honor, era como lo habían entrenado desde pequeño. Nunca retroceder, nunca rendirse.

De golpe entre un grupo de Orghan y muy cerca del paladín, una nube de polvo se formó y entre los pocos resquicios que dejaba traspasar la luz se vio comouna criatura se generaba en ella. Poco a poco la nube se fue deshaciendo, un alas negras como el azabache se desplegaron, levantando un fuerte viento a su alrededor. Entonces se pudo ver la cara de aquel maravilloso ser, dos ojos rojos como la sangre. La cara era como una escultura divina con gracia, tenía un atractivo incomparable, su mandíbula fina y su cara estilizada mostraban una sonrisasarcástica, plena de maldad. Con un leve suspiro la criatura pasó su mano por su abrigo negro largo hasta los tobillos, quitando las motas de polvo que se habían pegado en la tela.

El Paladín se quedo paralizado, siempre había creído en el Señor, siempre había querido conocer a un ángel, desde que solo era un niño cuando su madre le contaba aquellos cuentos de ángeles. Nada le importaba mas en...
tracking img