Enseñale a caer

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1111 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Enséñale a caer .....

Autor: Beto Ortiz  

Con tu hijo,  nunca emplees  la palabra "obedecer" porque es un verbo indigno que denigra hasta a quien lo usa.
 Nadie es tan sabio que merezca ser obedecido. Enséñale, mejor, a dudar, a cuestionar, a rebelarse contra todo lo que le parezca injusto,sucio, cruel o falso. 
Anímalo a ponerse siempre del lado del que va perdiendo, del que se está llevando la peor parte, a proteger al pequeño y al frágil: al anciano, al pobre, al enfermo, a la flor, al niño, al perro. Y a serles fiel. 
Enséñale, por supuesto, a pelear por lo que cree. A guerrear como un loco por la verdad a como dé lugar, al precio que sea, hasta las últimas consecuencias.
 Acreer en la gente que la busca y a dudar de la gente que la encuentra. 
Nunca prohíbas, convence. Nunca des órdenes, plantea siempre un gran abanico de alternativas.
 En lugar de pretender decirle lo que tiene que hacer, cuéntale tu experiencia: dile lo bien o mal que te fue en la misma situación y después déjalo solo. Que sea valiente y que decida solito. 
No le impongas tus opiniones. No leimpongas tus afectos. No le impongas tus gustos. No le impongas tu religión.
 Ahórrale la mayor cantidad posible de miedos y de culpas y lo habrás librado de una inmensa carga de dolor completamente innecesario. No emplees nunca la palabra "cállate".
Jamás grites, ni golpees, ni castigues. Enséñale, mejor, que el que grita más es siempre el menos fuerte, que el que más maldice es siempre el menostemible, que el que insulta más es siempre el más tonto.

No dejes de abrazarlo y besarlo sin falta todos los días. La certeza de que tú lo quieres más que a nada en este mundo será una razón para aprender a quererse primero y para (intentar) querer a los demás, despuésNo dejes de abrazar y besar a tu mujer delante de él, quiéranse siempre a la vista de todos pero cuando tengan ganas de pelear,esperen hasta que él se haya ido a la escuela y peléense en privado.  
No te permitas jamás, bajo ninguna circunstancia, la suprema cobardía de ofender ante él a su mamá
Recuerda que la madre es lo más sagrado y da la casualidad de que -antes que tu mujer- ella va a ser, sobre todas las cosas, su mamá.
 Suficiente confusión hay en la vida de los niños como para empeorarla con nuestrasfrustraciones, nuestros celos, nuestras deudas impagas y con todas nuestras tonterias adultas.
No toleres nunca en tu casa el dudoso lujo de la violencia, lo único que lograrás será hacer miserable su niñez y cuando crezca y se convierta en la atroz catástrofe que tan primorosamente cultivaste, te devanarás los sesos preguntándote qué hiciste mal.
 No tengas miedo de mostrarte débil, falible,imperfecto, equivocado, triste, roto, humano. No te avergüences de contarle tus miserias, tus traiciones, tus flaquezas, tus derrotas. Si le hablas con el corazón en la mano, desarrollará un espíritu solidario y compasivo yserá capaz de hacerlas suyas también, aprenderá a no sentirse con derecho a reclamarte, a juzgarte y condenarte. 
No te avergüences de mirarlo a los ojos si un mal día te abraza elinfortunio y te ves obligado a cambiarlo de colegio, a mudarte a una casa más chiquita, a vender el carro, a dejar de ir al cine, a comer menos lomo y más grated de atún. Si eso ocurriera -toca madera, claro- pero si eso ocurriera, díselo sin pena ninguna, dile que esta carretera en que viajamos nunca va en línea recta y que siempre habrá tramos que te sorprenden con súbitas curvas e intempestivasbajadas. 
Y si por el contrario, Dios te bendice y contigo la vida se ríe a carcajadas, tampoco se lo enrostres todo el tiempo, no le saques en cara que él tiene todo lo que tú nunca tuviste o que está -por eso- obligado a ser mucho mejor que tú. (Fíjate en la ridícula soberbia que encierra tamaño desafío).
 No lo obligues nunca a terminar la sopa apelando al hambre que tienen los niños del...
tracking img