Entrevista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2251 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ENTREVISTA MARCEL PÉRÈS
"LAS NOTAS ESCRITAS SON SÓLO EL VEINTE O TREINTA POR CIENTO DE LA REALIDAD MUSICAL"

Entrevista realizada por Fernando López Vargas-Machuca.

1. El tercer programa de abono de la presente temporada de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, ofrecido en el Teatro de la Maestranza los días 27 y 28 de septiembre, ha resultado de un particular interés, porque junto a laorquestación original de El Puerto preparada por el propio Albéniz y a la bella Sinfonía de Chausson, hemos tenido la oportunidad de conocer Macqbara, epitafio para voz y orquesta del joven compositor algecireño José María Sánchez-Verdú (1968), página que estrenara la ONE el pasado noviembre.
2. Definida por su autor como "un gran epitafio, una gran inscripción sobre madera, sobre piedra, parauna gran orquesta de casi cien personas realizada a través de sonidos, textos, espacios, susurros, alusiones", ha resultado ser una partitura bellísima, plagada de sugerencias, al tiempo que original y de poderosa personalidad. Y por mucho que no fuera del todo bien recibida por el sector del público más reaccionario, alimentado por la conservadora programación ofrecida por la formación hispalensedurante sus diez años de existencia, despertó un alto interés en todo melómano sensible y triunfó por todo lo alto.
3.
Marcel Pérès y la Giralda
4. ENTREVISTA
¿Cómo llegó a Macqbara?
Había conocido a José María Sánchez-Verdú hace una década, cuando se encontraba finalizando sus estudios, en un curso en el Conservatorio de Madrid. Pues bien, cuando hace dos años empezó a plantearse lacreación de esta pieza lo hizo pensando en mi voz y en mi colaboración activa. Para las melodías de las que me ocupo tuvo en mente algunas páginas de canto mozárabe que tenía grabadas, así como esa antigua manera de cantar que intento reconstruir, con todo el trabajo sobre la ornamentación, los intervalos, los microtonos, etc. De hecho, esta obra funciona en su parte contemporánea como unaamplificación mis interpretaciones del repertorio mozárabe, árabe-andaluz o como se le quiera denominar, con una manera muy particular de utilizar los instrumentos de la orquesta sinfónica.
5. El resultado es hermosísimo, muy sugerente.
Esta obra es un poema sobre la muerte. En él se evoca una tumba, un cementerio musulmán perdido. La orquesta recrea en cierto modo la naturaleza, mientras que una voz -lamía- sale de la tumba. Es muy estimulante de cantar.
6. ¿Encuentra en la tradición musical oral una salida para la composición actual, que no hace más que dar vueltas sobre sí misma?
Sí, hay muchas cosas que la música contemporánea puede aprender de la de los siglos pasados. Es el caso de la relación con las cosas escritas, con la notación, que desde hace casi dos siglos es tan precisa que elintérprete a veces se limita casi a funcionar como una máquina. Es una manera de trabajar que desde luego funciona muy bien con una orquesta sinfónica, que tiene una manera de trabajar racionalizada y muy precisa, pero se pierde otras dimensiones de la música. La elasticidad del tempo, por ejemplo. Es una lástima. Después tenemos aquello que el intérprete puede añadir a la obra misma, que también hastafinales del XVIII era mucho más importante.
7. Seguramente en su faceta como compositor sigue usted estas vías.
Efectivamente. Por ejemplo, en mi última obra, que escribí hace un año y medio. Gira en torno al Apocalipsis y dura aproximadamente hora y media. Pues bien, la pensé para diez cantantes, entre ellos seis de Córcega -allí existe una rica tradición oral-, que tienen una voz muyparticular. Es difícil describir su estilo. Cada una de las siete partes de las que consta comienza con una recitación del texto de San Juan realizada de una manera muy arcaica, y seguidamente aparece la polifonía de los cantantes, combinando técnicas desarrolladas a finales del siglo XV y en el XVI (la especular, por ejemplo) que desde el XVII fueron olvidadas -salvo por compositores como Bach- hasta...
tracking img