Envidia primitiva

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5400 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 24 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

Facultad de Estudios Superiores
Acatlán

COMUNICACIÓN

PSICOLOGÍA

ÁLVAREZ HERRERA ERIKA JASLETH

TRABAJO FINAL

LaEnvidia

LaEnvidia

ÍNDICE:

- Portada
- Índice
- INTRODUCCIÓN
- De Envidia y no dé envidia.
- Envidia = Pecado
- La Envidia. Algunos hablan de ella.
- La Envidia desde elPsicoanálisis
- La Envidia y el Arte
- Envidiar lo que no existe
- Conclusión
- Bibliografía

INTRODUCCIÓN

Todos recordamos que cuando éramos pequeños existía alguna “sabrosa o valiosa posesión” que nos hacían compartir mientras nos decían: “Claro que sí: convídale a tu prima” o “por supuesto que sí le prestas tus juguetes, ¿verdad qué siempre prestas tus juguetes?”.He decidido hacer este trabajo, primero por que debo. Es mi trabajo final; pero más sensatamente escogí este tema dado su casi nivel de tabú. Así como no se puede hablar de sexo en algunas sociedades o menospreciar a estos o aquellos ídolos religioso, casi nadie de nosotros logramos admitir cuando nos sentimos envidioso, y por supuesto, menos vamos a contar que morimos por tener “eso” de “él oella” y dicha aseveración no incluye a las personas. Tal caso refiere más a los celos.

Así como hay personas envidiosas, también hay celosas, la diferencia entre ellas es que en la envidia hay un objeto o cualidad que se desea poseer como belleza, inteligencia, talento o bienes materiales. En cambio los celos son algo que tenemos y queremos conservar y nos inquieta precisamente la envidia delos otros sobre nuestro preciado bien; esta última situación se acerca más a lo que se entiende por egoísmo.

En el diccionario Larousse, junto a la envidia viene el verbo envidar, que en su segunda acepción significa: “Convidar a alguien con algo, deseando que no lo acepte”. No cabe duda de que la sabiduría del pueblo se ve reflejada en el idioma, porque cuántos de nosotros no hemos sidoobligados a compartir algo a pesar de nuestros primitivos y hasta cierto punto naturales sentimientos egoístas.

Vista de una manera más superficial, la envidia se asocia al color verde o amarillo y existe incluso las frases "verde de envidia" o "amarillo de envidia" para referirse al acto tan común de rabiar por los logros de otros. Y aún cuando pudiéramos negarlo, todos nos hemos sentido envidiososalguna vez, de pequeños, de grandes, de medianos. Y lo anterior es un decir para referirme a que, a todos nos llega un momento en la vida en la que sentimos frustración, odio, rencor por el éxito o beneficio que alegra a otro(s), ya sea por bienes materiales, sentimentales o físicos.

Un aspecto importante de la envidia es que nadie o casi nadie confiesa ser envidioso; desear algo que otro es otiene, significa que soy o me siento inferior y que tengo menos que ese otro, por lo tanto la envidia es un sentimiento generalmente muy disimulado, guardado e, incluso, inconfesado (por eso hablaba antes de tabú) y sólo en el fondo de nosotros mismos sabemos “qué es ese algo” que nos despierta la envidia frente a nuestros semejantes.

Los bienes envidiados suelen variar a lo largo del tiempo,aunque alguno que otro hace que sintamos envidia de por vida. Puede ir desde objetos como una prenda de vestir hasta una mansión o personas, lo que es peor, cuando aspiras a tener a la chica del amigo o la esposo de tu colega de trabajo, especialmente cuando no estamos muy seguros de lo que esa persona desea por sí misma.

En toda comunidad humana, los sentimientos que albergan los individuostienen un significado ambivalente. Por ejemplo, los súbditos, sobre todo en los pueblos primitivos, sentían un fuerte impulso de matar a sus reyes. Por eso los rodeaban de un ceremonial protector que los hacía intangibles, pero también sometían los movimientos de su rey a minuciosas prescripciones de confinamiento: es la forma de tomar venganza, a causa de la envida.

También cuando un...
tracking img