Esclavitud indigena

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2245 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
II. Desarrollo de la esclavitud indígena en América y el comercio negrero
II. 1. Desarrollo de la conquista y esclavitud indígena en América
No se puede explicar y desarrollar el fenómeno de la esclavitud negra en América sin antes exponer la conquista de los pueblos indígenas, porque la actitud económica que motivó el sometimiento y conquista tuvo en principio una motivación política de Españaque posteriormente se tradujo en una actividad de expansión económica que corre paralela y afectó simultáneamente a los aborígenes americanos como también a los cautivos negros de África.
Si bien la institución de la esclavitud existía en los pueblos de Mesoamerica siglos antes de la conquista, no es menos cierto que dentro de los planes de muchos conquistadores estaba el de continuarla yextenderla, bajo una reglamentación europea, como medio efectivo de dominio y explotación del Nuevo Mundo.
La esclavitud indígena comienza desde el momento mismo del descubrimiento del Nuevo Continente; el propio Colón no sólo fue su introductor, sino quién inició el primer tráfico de esclavos americanos hacia España. Tan sólo en uno de sus viajes de regreso, el almirante envió a la península un grupode 500 prisioneros, a cargo de su hermano Diego, para ser vendidos como esclavos en el mercado de Sevilla. (Irving, Washinton, Vida y viajes de Cristóbal Colón, España, Ed. Novaro, s/a, p.220). El propio padre de Fray Bartolomé de las Casas, Pedro las Casas, y uno de sus tíos, Francisco de Peñalosa, se embarcaron en 1493 para el Nuevo Mundo formando parte del segundo viaje colombino. En junio de1496, vio regresar a Colón de su segundo viaje, vestido de franciscano. En 1499 regresó su padre con un indio esclavo que se lo había regalado Colón y que pasó a disfrutarlo Bartolomé hasta que en 1500, por orden de Isabel la Católica, fue devuelto a su lugar de origen, junto con otros indios que habían sido llevados a España. (Riva Palacio, Vicente, Arias, Juan de Dios Chavero, Alfredo Vigil, JoséMaria Zárate, Julio, México a través de los siglos, tomo III, USA, Ed. Cumbre, 1981, p, 341) .
En las islas de las Antillas lugar de llegada de los primeros conquistadores, encontraron que aquellas tierras eran escasas de minerales y si los habían su calidad era baja, y las circunstancias de existir una densa población aborigen, fue motivo suficiente para la exportación de esclavos indígenascomo mercancía exótica que tenía una valor agregado que redituara los costos de tales viajes.
En 1492, a la llegada de los españoles a la Española, esa isla estaba habitada por unos 100.000 indios, los Taínos. En 1508 eran 60.000, y en 1514 quedaban sólo 30.000. Por último, alrededor del año 1570 apenas llegaban a 500 los habitantes autóctonos de la isla. (Mellafe Rolando, Introducción de laesclavitud negra en Chile, , Chile, Ed.Universitaria, 1984 pag.11 ) .
Tras el despoblamiento de las islas antillanas y las nuevas conquistas emprendidas en tierra firme, tuvo lugar un exceso de demanda de mano de obra nativa en las colonias del Caribe la cual no se lograba satisfacer, mientras que en el continente se presentó un exceso de oferta de esclavos derivado de la guerra de conquista. Esteexceso era de tal grado considerable que, según las crónicas, llegaban a permutarse cien esclavos por un caballo, y el valor de los indígenas era fijado de ordinario en los mercados a razón de cuatro pesos la pieza, es decir, el mismo valor de una oveja. (Miranda Jose, Jiménez Moreno, Historia de México, México, Ed.Eclalsa, 1987, p.264. ).
La extinción de la población indígena en La Española y lasdemás islas provocó un agudo problema de mano de obra que se fue haciendo cada vez más crítico en correlación directa a las actividades de aprovisionamiento a las empresas conquistadoras y descubridoras que operaban en el continente y a la expansión de la economía antillana, por la introducción de los cultivos tropicales y la demanda de metales nobles. (Mellafe Rolando, id.)
Por otra parte la mano...
tracking img