Escuelas bolivarianas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5430 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Bases conceptuales, filosóficas y legales del proyecto “Escuelas Bolivarianas”

Introducción

El compromiso del Ministerio de Educación y Deportes consiste en que todas las escuelas venezolanas se conviertan en Escuelas Bolivariana y esta denominación representa una gran responsabilidad por su connotación histórica, ilustrada, nacionalista e internacionalista que evoca y a la vez convoca. Lareferencia al Libertador Simón Bolívar tiene un profundo valor para los venezolanos. Sus ideas y acciones constituyen una referencia ineludible de nuestra nacionalidad. Resaltar lo bolivariano nos dirige a lo mejor de nuestras tradiciones y a los fundadores de la Nación. Toda esta situación reivindica nuestras potencialidades y fortalezas como país y como pueblo. En consecuencia ello nos abreposibilidades para contextualizarlo y resignificarlo en nuestra realidad de hoy. No se trata, tampoco, de vivir del pasado sino de reconocernos en nuestro acervo, para asumir las responsabilidades que hoy corresponden y afrontar nuestros retos actuales.

El reencuentro con la idea Bolivariana corresponde a la escuela que conlleva, en Primer Lugar la idea de cambio, de ruptura, de persisten10 cia yde reflexión. El reencuentro con Bolívar, y con el gran innovador
Simón Rodríguez, sirve para tomar ejemplo de quienes, contra toda clase de avatares, levantaron sus ideas, pensaron con cabeza propia, combinaron la reflexión y la acción, asumieron con todo empeño el
compromiso de enfrentar el reto de sus tiempos y, precisamente por eso, trascendieron más allá de su época.

En Segundo Lugar,nos recuerda que un pueblo es algo más que un grupo de gente sobre un territorio. Así, una nación se reconoce en su historia y sus referentes comunes, pero sobre todo se construye y reconstruye
en su acción diaria, en su capacidad para asumir un proyecto conjunto, en función de asumir los retos del momento. Esta idea nos confronta con la necesidad de reconstruir la nación.

Una nación de todos yno sólo para unos pocos. La escuela debe ser uno de los espacios donde los actores que han estado relegados puedan irrumpir a la vida ciudadana, en la construcción de una nación que se sostenga sobre el diálogo y el reconocimiento de los derechos políticos, sociales, económicos y culturales de todos. Los lenguajes y formas de las mayorías y de las minorías, deben ser también protagonistas en losespacios públicos. La participación tiene que ser el signo de la nueva democracia, participación desde la diversidad, desde su reconocimiento y su aceptación, no como aceptación verbal, estática, inamovible o conformista, sino como visión de construcción y posibilidad.

El reto que estamos asumiendo es el pasar de la democracia representativa a la verdadera democracia“participativa-protagónica”; por ello es determinante pasar del discurso a la acción en el reconocimiento y la integración de la diversidad. Nos proponemos, desde la educación, reconstruir el país, mirar hacia atrás y hacia adelante, recuperarnos, reconocernos, construir futuro y convivencia. El país no está hecho ni es siempre igual a sí mismo. La Patria hay que hacerla continuamente para que esté viva; la patria vive en lamedida en que recreamos la nación desde nuestras diferencias, semejanzas y referentes comunes. Hacer educación es hacer del ciudadano el nuevo republicano bolivariano. Hacer democracia, es construir un espacio de todos, es decir, democratizar igualmente al espacio, como un todo.

En Tercer Lugar, el carácter bolivariano de las escuelas nos recuerda que somos latinoamericanos y caribeños, y que comotales, tenemos que ver y comprender hacia el sur, hacia Centroamérica y las Antillas, porque nuestra suerte es necesariamente compartida y las posibilidades de futuro común están atadas a nuestra capacidad de integración.

Por último, asumir la nueva escuela venezolana como escuela bolivariana significa que no podemos quedarnos en el discurso educativo. El compromiso tiene que traducirse...
tracking img