Estética arquitectónica del narcotráfico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2550 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 16 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ESTÉTICA ARQUITECTÓNICA DEL NARCOTRÁFICO
Por Carlos Humberto Sepúlveda H
Arquitecto

Poder hablar hoy de la estética del narcotráfico, con una mirada desprejuiciada, es una empresa bastante difícil y sobretodo contradictoria. Por un lado, los códigos estéticos del narcotráfico en Colombia, hacen parte de la identidad y el devenir nacionales, por lo que es superficial descartar la estética“narco” en nombre del buen gusto. Por otro lado, es una estética ostentosa, exagerada, desproporcionada y cargada de símbolos que buscan dar estatus y legitimar la violencia. Sería deseable que la arquitectura no fuera uno de sus medios, pero desafortunadamente en este país la economía depende en un altísimo porcentaje de estos dineros calientes. Como decía Jaime Garzón, humorista colombiano asesinadoen 1999, “en este país quien no tiene untada la nariz, tiene untado el bolsillo”……., así mismo, la simbología con que el narcotraficante muestra su poderío económico y hasta político se manifiesta en una nueva forma de arquitectura quiérase o no.

Resulta casi imposible obviar la realidad de Cúcuta, en donde se está produciendo una economía boyante y ficticia que hoy vemos y que está trayendo ytraerá consecuencias funestas como las vividas en Medellín y Cali en años anteriores; dejando como herencia visible una estética que ya todos podemos identificar a través de fachadas de portones griegos forradas de mármoles y enrejados dorados, carros estridentes y cuerpos de hombres engallados con oro y mujeres hinchadas de silicona, que vemos a diario en nuestras calles y centros comerciales.Cúcuta es una ciudad marcada por el narcotráfico y que está comenzando a contaminarse por las influencias de su estética. Durante los últimos diez años ha pasado de ser un gran centro comercial a ser el punto de acopio y de paso de la droga hacia Venezuela y otros países. Estos procesos que la están comenzando a caracterizar, fueron comunes a muchas ciudades del país, entre las que podríamos incluira Bogota, según declaraciones del exalcalde Luis Eduardo Garzón al periódico El Tiempo, en las que afirmó que “Bogotá se está llenando de traquetos”, y ante la ineptitud de nuestros actuales dirigentes y autoridades, lo estamos sufriendo acá también.

A pesar de todo esto, quisiera tratar de crear una mirada positiva sobre el fenómeno de la estética del narcotráfico, enfatizando que no es miintención avalar el tipo de arquitectura que estamos produciendo o discutir si ésta es estética y si el gusto que de ella se deriva están bien o mal. Mi interés radica en la curiosidad por analizar un fenómeno que existe y que no podemos obviar, proponiendo la posibilidad de crear una nueva interpretación.

Me pregunto ¿como pensar específicamente en la arquitectura del narcotráfico, no como ungrupo de edificios ilegales y de mal gusto, sino como un compendio de evidencias útiles para nosotros los arquitectos?



En mi opinión, lo primero que es importante hacer notar es que la estética del narcotráfico en Colombia ya no pertenece solamente al narcotráfico sino que forma parte del gusto popular, que la ve con ojos positivos y la copia, asegurando su continuidad en el tiempo y en lasciudades. La difusión de la estética del narcotráfico es una evidencia del vacío institucional colombiano: no hay un sistema de cohesión social más fuerte que sea una alternativa al modelo del poder y la justicia social que el que ha proporcionado el narcotráfico. Como lo describe Alonso Salazar, periodista colombiano, en el libro Drogas y Narcotráfico en Colombia:

Los ‘hombres de honor’ tienende sí mismos una imagen positiva de defensores del orden y ejecutores de la justicia esencial que las autoridades constituidas no son capaces de garantizar… En la medida en que el estado dejo de ser un instrumento de justicia, la clase política tradicional dio muestras de descomposición y la iglesia no respondió a las demandas de los nuevos tiempos, la sociedad se quedo sin paradigmas y los...
tracking img