Estetica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1055 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Historia, como manual de uso que recobra memoria allí donde queda traicionada, desmiente el famoso cantar de gesta de que con escuela pan y cebolla, como en las lunas de miel. Un ejemplo palmario fue el Holocausto, sucedido en e el siglo XX, dentro del corazón de Europa, en el país más desarrollado y con el más alto nivel de formación por entonces, en la Alemania de la monja Hrotsvita (s. X),san Alberto Magno, Meister Eckhart, Lutero, Bach, Kant, Goethe, Hegel, Schleiermacher, Hölderlin, Planck, Heisenberg, Einstein, Rosa Luxemburg, E. Nolde, W. Gropius, E. Stein, D. Bonhoeffer... En enero de 1942 quince jerarcas del III Reich se reunieron frente al lago en el barrio de Wansee, para diseñar el exterminio o solución final de los judíos europeos. De los reunidos, dos terceras partescontaban con títulos universitarios....la inteligencia puesta al servicio de liquidar a 11 millones de judíos que poblaban Europa. La conciencia no fue la última barricada que resistió tal barbarie. Las actas de aquella conferencia de Wansee se conservan en un legajo del ministerio de asuntos exteriores descubierto en 1947. La cultura, en este y en otros casos, fue comadrona de la aniquilación, sepuso al servicio del verdugo. No fueron los últimos intelectuales al servicio de la barbarie, ...y los colaboracionistas franceses (Celine, Brasillach, Drieu de la Rochelle....), los viajeros a la URSS y a Cuba como paraísos perdidos donde no se oían los lamentos desde los Gulags y el corredor de la muerte que era (es) todo el país. Wansee quebró el dogma ilustrado y no queremos creerlo.

Doscuestiones, entre otras muchas, me sugiere este problema. ¿Podemos hacer poesía y rezar después de Ruanda?. De un lado cómo hacer frente a la barbarie desde la cultura. Por otro, si existe algo parecido a la cultura después de la barbarie. Ambas cuestiones permanecen abiertas desde siempre aunque han recobrado fuerza en el siglo XX. No, los cultos no son los que nos salvan a todos, y mucho menos alas víctimas. Los cultos sólo saben salvarse a sí mismos. Para qué dar nombres. Piense cada lector en su letanía, en las traiciones de los intelectuales para decirlo con el francés J. Benda. ¿Quién salva a la víctima de las garras del verdugo? La salvación de la víctima la trae quien sabe de la sabiduría y en ella se compromete, quien es oyente de lamentos a distancias infinitas. La ética por símisma es una diosa pequeña que no enamora lo suficiente como para abandonarla por otra más joven, atractiva y divertida. La cultura entendida como sabiduría es un camino agónico por el que nos hacemos cargo de la realidad: compasión (el otro)-praxis (acción)-contemplación (transcendencia). Un camino que me hace insoportable ser feliz si todavía queda una insignificante injusticia en el mundo. Picassoy Dalí, ahogados de producción y mercado frente a van Gogh, el inútil vendedor de su propio arte. La cultura traducida en dinero. ¿Quién desearía para sí la vida errante de van Gogh? Desde que la cultura es cosa de ricos, y está en manos de las instituciones y casas de subastas, no puede salvar.... porque, entonces, la cultura se entiende como tener y justamente su trascendencia queda arrancadade cuajo. La cultura es ser, una manera de ser que despliegue el núcleo humano que nos constituye en humanidad. Si la cultura no se hace sabiduría se queda en nada, no resiste el abrazo de la barbarie, no salva a nadie. El litigio entre Ruskin y Whistler persiste cien años después de haberse iniciado.

Cuenta Almudena Grandes en una entrevista de A. San Agustín, que Buero Vallejo la noche del23-F reunió a sus hijos, cogió un libro y les empezó a leer El golpe de Riego. ¡Un libro contra un atisbo de barbarie, una lectura para responder al sobresalto!. Es el primer movimiento, iluminar la situación y no quedarse quietos. ¡No se paran tanques ni ejércitos con libros!. A los libros se los quema, y después de ellos a las personas. Los libros no detienen a los bárbaros, inmediatamente; hay...
tracking img