Etapa de la vejez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6829 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Psicología
"La Vejez, hoy"

Así, anciano alerta,
no te dejes entristecer;
a pesar de tus cabellos blancos
todavía podrás amar".
Simón de Beauvoir, en 1970, cita a Goethe

Desde hace varios años, los que nos dedicamos al tema "vejez", sabemos que la misma, no es una "enfermedad inhabilitante", sino, que la ubicamos como un "proceso" que se inicia con la vida; que es un tránsito obligadoen nuestro propio devenir.
Pensar en el paso del tiempo, en que alguna vez seremos "viejos" (o adultos mayores), o lo que son o serán nuestros padres (en el mejor de los casos), nos resulta doloroso y tendemos a negar esta idea.
Aceptar la vejez, nos enfrenta con una herida profunda, en relación a nuestro narcisismo, por cuanto, existen funciones que se van restringiendo (sensoriales, mo-toras,memoria, lenguaje, etc.) Pero asumirlas, aceptarlas y adecuarse a este momento de la vida, dependerá, en gran medida, de la personalidad previa del anciano, y por supuesto, del acompañamiento familiar, social, cultural y político-económico.
En este espacio, nos interesa señalar, que hoy, la vejez puede ser mirada, como una etapa más productiva y creativa, "más saludable", re-valorizando laexperiencia adquirida, a pesar, de las pérdidas y duelos que inevitablemente, serán necesarios atravesar.
Esos duelos tendrán que ver, con aceptar el dolor que implica los cambios que se producen en el cuerpo, en su identidad (por el incremento de la dependencia en relación a los otros), por la perdida de la pareja, los amigos, la jubilación, los hijos que se casaron y se fueron. Por el balance que setiende a realizar, cuestionándose valores, frustraciones y logros alcanzados.
Por ello, suelen "apegarse o despegarse, desarraigarse", a los recuerdos, a ciertos objetos materiales. Llaman la atención para ser tenidos en cuenta, para no ser olvidados o "depositados".
Sin embargo, hoy, es posible observar, cómo "los viejos" activan intensamente, y encuentran espacios satisfactorios (coros,conciertos, conferencias, reuniones so-ciales, espacios laicos o religiosos, etc.); sintiendo que "se puede" envejecer con dignidad, y más comprometidos emocionalmente.
Insistimos, valorizar la experiencia acumulada de vida, posibilita hasta pensar en "el tema de la muerte" con mayor calma y tranquilidad; posibilita redistribuir las propias reservas y recursos, que tal vez, este sujeto humanoignoraba de su existencia.
A través de nuestra labor clínica, observamos, que las formas de envejecer, no es una sola, sino, que son tantas, como diferentes personalidades hay. Sin embargo, en ninguna otra etapa de la vida, como en ésta, está tan presente el tema de la muerte, como ruptura de vínculos y pérdidas.
A modo de ejemplo, de cómo es posible envejecer satisfactoriamente, permaneciendo ligadoal mundo exterior y a sus propios "de-seos", presentamos el testimonio de un creador, Sig-mund Freud (1856-1939), de origen austríaco, nacido en Friburgo, creador del psicoanálisis.
Huyendo de la persecución nazi, falleció de cáncer en Londres. En 1923 se detectaron los primeros síntomas de la enfermedad; por entonces Freud consideró su muerte próxima, pero ello no le impidió trabajar intensamenteen la redacción de libros, monografías y atender a sus pacientes, evitando así el naufragio depresivo. Conservó su lucidez hasta el último momento.
Ernest Jones (contemporáneo y autor de una excelente biografía sobre Freud) expresó en su oración fúnebre aquella serenidad de Freud frente al desenlace final de la vida humana.
"Si hay un hombre del que se puede decir que conquistó a la mismamuerte y que sobrevivió a despecho del Rey de las Tinieblas, que a él no le inspiró ningún temor, ese hombre es Freud" – (1957).
Jean Guillaumin (1987) destacó de qué manera la elaboración de la muerte sostuvo en Freud "la dinámica creativa de la vida", permitiéndole una conducta casi heroica ante el sufrimiento de la muerte. De este modo pudo convertirse en una figura apta para señalar a los demás...
tracking img