Etica para la docencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8502 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Apuntes para una ética del profesor universitario
Begoña Román Maestre

1. A modo de introducción: ética, morales y niveles de conciencia En una reflexión sobre ética para el profesor universitario, nunca está de más comenzar por la distinción misma entre ética y moral. La moral –del latín mos, moris: hábito, costumbre– hace referencia al conjunto de valores, principios y normas por los quelas personas suelen orientar sus acciones; la moral designa la adhesión, por parte de los individuos, a unas normas y valores a partir de los que aquéllos juzgan sus acciones como correctas o incorrectas. Ética –del griego ethos– significa carácter, es decir, personalidad de quien posee determinados hábitos y costumbres por los que se caracteriza su obrar. Ahora bien, la palabra "ética" aludeexplícitamente a la filosofía moral, a la reflexión crítico-racional sobre las morales, con el objetivo de que éstas sean auténticamente morales, o sea, con el objetivo de que las costumbres y hábitos coadyuven a que las personas que los tienen adquieran un carácter específico, adquieran personalidad. Si la moral tiene por cuestión básica el "qué debo hacer", la pregunta específicamente ética apunta al"por qué debo hacerlo". Existen así morales que no ayudan a la forja del carácter, hábitos y costumbres seguidos un tanto acríticamente que no fomentan el advenimiento de la personalidad que tiene sólo aquel que piensa por sí mismo y se atreve a vivir en coherencia con ello. Al margen de las muchas y muy diversas concepciones e interpretaciones que sobre los términos "ética" y "moral" y sudiferenciación se han venido dando a lo largo de la historia, se insiste aquí en la importancia de tal distinción precisamente para poder entender la afirmación que se mantendrá más adelante, a saber: que una ética para el profesor universitario ha de encarar, si quiere acertar en el ejercicio de su labor, la convivencia, a veces dilemática, de diversas morales.

Ahora bien, si se opta por dichadistinción, tampoco se abogará por la estricta separación porque no se trata de que la ética, en tanto que reflexión crítico-racional sobre las morales, se reduzca a monopolio de profesores universitarios dedicados a semejantes lides, sino que se defiende que la ética tendría que surgir cual último estadio del desarrollo de la conciencia moral de un individuo educado en condiciones "normales" desociabilidad. En efecto, gracias a los estudios de la psicología evolutiva aplicada al ámbito de la moralidad llevados a cabo por Piaget y Kohlberg, 1 se sabe hoy que la conciencia moral, aquella capacidad de enjuiciar como correctas o incorrectas las acciones desde un determinado criterio, evoluciona. La conciencia moral pasa por tres niveles con sus correspondientes estadios. Tal evolución puedeapreciarse tanto en los individuos como en las sociedades por éstos formadas. En el primer nivel, llamado preconvencinal, el individuo se halla en una etapa infantil, egocéntrica, en la que el criterio de corrección de las acciones se identifica con el placer personal. De este modo, bueno es lo que place y malo lo que duele o disgusta. Al ser el placer una sensación voluble, volátil, particular ycontingente, el individuo se halla en una etapa en la que el centro es él y en la que ética y estética se identifican. En un segundo nivel y en una etapa posterior, identificada con la adolescencia, el individuo, por vivencia de la insuficiencia del criterio hedonista, busca la acogida del grupo, de modo que el criterio moral es lo socialmente aceptado: las convenciones son convenientes para ser acogidopor el grupo. Es una moralidad ésta fundamentalmente social, por lo que el nivel en el que se desarrolla recibe la denominación de nivel convencional. Es sólo en un último estadio de madurez, de distanciamiento crítico-racional, cuando el criterio moral se identifica con la universalización de los comportamientos, en la que lo correcto lo es por ser querido por el individuo como ley universal...
tracking img