Etica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3723 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCION
EL ESPLENDOR DE LA VERDAD brilla en todas las obras del Creador y, de modo particular, en el hombre, creado a imagen y semejanza de Dios (cf. Gén 1, 26), pues la verdad ilumina la inteligencia y modela la libertad del hombre, que de esta manera es ayudado a conocer y amar al Señor. Por esto el salmista exclama: "¡Alza sobre nosotros la luz de tu rostro, Señor!" (Sal 4, 7).JESUCRISTO, LUZ VERDADERA QUE ILUMINA A TODO HOMBRE
Llamados a la salvación mediante la fe en Jesucristo, "luz verdadera que ilumina a todo hombre", los hombres llegan a ser "luz en el Señor" e "hijos de la luz", y se santifican "obedeciendo a la verdad".
Mas esta obediencia no siempre es fácil. Debido al misterioso pecado del principio, cometido por instigación de Satanás, que es "mentiroso y padrede la mentira", el hombre es tentado continuamente a apartar su mirada del Dios vivo y verdadero y dirigirla a los ídolos, cambiando "la verdad de Dios por la mentira"; de esta manera su capacidad para conocer la verdad queda ofuscada y debilitada su voluntad para someterse a ella. Y así, abandonándose al relativismo y al escepticismo, busca una libertad ilusoria fuera de la verdad misma.
Perolas tinieblas del error o del pecado no pueden eliminar totalmente en el hombre la luz de Dios Creador.
Ningún hombre puede eludir las preguntas fundamentales: ¿qué debo hacer?, ¿cómo puedo discernir el bien del mal? La respuesta es posible sólo gracias al esplendor de la verdad que brilla en lo más íntimo del espíritu humano, Por esto la respuesta decisiva a cada interrogante del hombre, enparticular a sus interrogantes religiosos y morales, la da Jesucristo; "Realmente, el misterio del hombre sólo se esclarece en el misterio del Verbo encarnado. Pues Adán, el primer hombre, era figura del que había de venir, es decir, de Cristo, el Señor. Cristo, el nuevo Adán, en la misma revelación del misterio del Padre y de su amor, manifiesta plenamente el hombre al propio hombre y le descubre lagrandeza de su vocación".
Jesucristo, "luz de los pueblos", ilumina el rostro de su Iglesia, la cual es enviada por El para anunciar el Evangelio a toda criatura, una enseñanza moral sobre los múltiples y diferentes ámbitos de la vida humana. En nombre y con la autoridad de Jesucristo, han exhortado, denunciado, explicado; en fidelidad a su misión, y comprometiéndose en la causa del hombre, hanconfirmado, sostenido, consolado; con la garantía de la asistencia del Espíritu de verdad han contribuido a una mejor comprensión de las exigencias morales en los ámbitos de la sexualidad humana, de la familia, de la vida social, económica y política.

Su enseñanza, dentro de la tradición de la Iglesia y de la historia de la humanidad, representa una continua profundización del conocimientomoral. En particular, se plantea la cuestión de si los mandamientos de Dios, que están grabados en el corazón del hombre y forman parte de la Alianza, son capaces verdaderamente de iluminar las opciones cotidianas de cada persona y de la sociedad entera. ¿Es posible obedecer a Dios y, por tanto, amar a Dios y al prójimo, sin respetar en todas las circunstancias estos mandamientos? esta Encíclicaesperada desde hace tiempo El Catecismo presenta la vida moral de los creyentes en sus fundamentos y en sus múltiples contenidos como vida de "los hijos de Dios". En él se afirma que "los cristianos, reconociendo en la fe su nueva dignidad, son llamados a llevar en adelante una "vida digna del Evangelio de Cristo" Por los sacramentos y la oración reciben la gracia de Cristo y los dones de su Espírituque les capacitan para ello".

CAPÍTULO I. "MAESTRO, ¿QUÉ HE DE HACER DE BUENO...?" (Mt 19, 16) CRISTO Y LA RESPUESTA A LA PREGUNTA MORAL

"¿Por qué me preguntas acerca de lo bueno? Uno solo es el Bueno. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos". "¿Cuáles?" le dice él. Y Jesús dijo: "No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás falso testimonio, honra a tu...
tracking img