Etnografías del deseo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 58 (14469 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ETNOGRAFÍAS DEL DESEO: BASES TEÓRICAS JOSEBA ZULAIKA Centro de Estudios Vascos. Universidad de Nevada Hace 25 años yo tomé parte en estas reuniones de antropología con un trabajo que titulé “Corrientes teóricas de la Antropología Simbólica”. Desde entonces mi trabajo etnográfico ha sido guiado en gran medida por aquellas perspectivas teóricas que definían la cultura al servicio de los conceptosde “símbolo” y “ritual”. En la tradición weberiana y freudiana de que somos animales colgados de la red de significados construidos por nosotros mismos, concebía la antropología como una ciencia interpretativa en la que cada explicación es un forcejeo entre texto y contexto, consciente e inconsciente, y en la que nuestras interpretaciones reducen o ensanchan los campos de significado. Siguiendolas pautas de mis maestros Gregory Bateson, Clifford Geertz, Victor Turner, Dan Sperber, y James Fernández, argumentaba que el análisis simbólico debe prestar atención a la densidad, ambigüedad y totalidad de la experiencia cultural. Ni qué decir, términos como “símbolo”, “metáfora,” o “significado” siempre han mantenido un estatus problemático dentro de la disciplina y el esfuerzo teórico haconsistido en aclarar y expandir su complejidad. El objetivo de esta ponencia es ampliar aquellas posibilidades teóricas prestando atención a las aportaciones recientes del estudio del sujeto y del deseo que están informando mi trabajo más reciente. En concreto, en la teoría de la metáfora elaborada por mi mentor James Fernández la formación de identidades de los individuos adquiere un lugar central: suanálisis combina elementos de la imaginación y de la performatividad de juegos y rituales para obtener las predicaciones metafóricas que se utilizan estratégicamente y terminan conformando sujetos en un espacio cultural cualitativo. En un contexto cultural apropiado cualquiera llega a ser un león, una vaca, o un pulpo. Todo lo que se requiere es la persuasión performativa de una culturaincorporada en una comunidad. Las posibilidades del material

242

JOSEBA ZULAIKA

subjetivo, sin embargo, nunca se agotan; Fernández llama a ese poso subjetivo todavía no formado, siempre a la espera de ser reavivado y remodelado, siempre vacío, “lo incoado.” (Fernández, 1986). Voy a retomar el estudio de esta dimensión inconclusa de la subjetividad cultural desde la dimensión del deseo y desde lasdiversas teorizaciones que se han dado al mismo. Mi premisa es que una cultura es una forma de estructurar y canalizar el deseo. El reto de una disciplina es siempre cómo ampliar sus perspectivas teóricas, en mi caso cómo ir más allá de las nociones de “símbolo” o “metáfora” (Fernández, 1991) o más allá de un análisis discursivo y textual de la cultura. ¿Por qué centrarnos en el estudio deldeseo? Debemos preguntarnos de entrada si el concepto del deseo como tal nos puede ayudar en el estudio de las redes sociales y de significado o es más bien una de esas categorías psicológicas de las que el estudio antropológico ha solido huir en aras de la objetividad. ¿No es el deseo una realidad excesivamente primaria, arbitraria, animal, que lo engloba todo, y que pone en peligro el esfuerzodesapasionado por entender la cultura? La realidad es que el pensamiento contemporáneo es en gran medida una investigación del deseo y la antropología difícilmente puede sustraerse de este contexto intelectual. De hecho, la antropología cultural no ha sido ajena a este estudio, como lo atestigua la influencia que ha recibido del psicoanálisis, una disciplina hermenéutica y científica centrada en elestudio del sujeto deseante. Como muestra de la influencia del psicoanálisis freudiano en la antropología, basta con recurrir al título de la obra más influyente de la antropología cultural norteamericana en las décadas de los 1970 y 1980, La interpretación de las culturas de Clifford Geertz en claro eco de La interpretación de los sueños de Freud. La influencia psicoanalítica más reciente proviene...
tracking img