Europa no quiere mujeres en los altos cargos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1369 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La desigualdad maquillada.
María Herrero González.

Echando un vistazo a lo largo de la historia se puede observar que la discriminación de la mujer ha estado siempre presente, es más, mirando a nuestro alrededor se puede ver fácilmente que la mujer no es igual al hombre. La magnitud e implicaciones de este problema es muy grande: basta ver en un reportaje a  niñas de diferentes países ycontinentes, privadas de una educación que se destina a los hijos varones,  basta escuchar que la mayoría de abortos provocados en China son de de niñas, basta conocer la situación de las mujeres en países islámicos, basta echar una ojeada al pasado para darnos cuenta de que a las mujeres se les han estado negando derechos básicos a lo largo de la historia.
Podríamos pensar, dado los tiempos quecorren, que en países democráticos y desarrollados la discriminación de género es cosa del pasado, que es mínima o que simplemente es una invención de organizaciones feministas. Pero la realidad es que el peso de todos los siglos durante los cuales la mujer ha estado relegada a un segundo plano, y las formas mentales y tradiciones que se han ido tejiendo, han dado lugar a que hoy en día la mujer, estécuestionada en la mayoría de ámbitos o esferas de poder.
En este artículo vamos a ver el alcance que hoy en día tiene esta discriminación hacia la mujer centrándonos en la élite política española para más tarde pasar a ver esta cuestión a nivel europeo junto a las posibles respuestas para resolver esta discriminación.
La primera cuestión a plantear sería: ¿por qué hay tan pocas mujeresocupando puestos de poder? Investigaciones que se han realizado sobre la actividad de las mujeres dentro de los partidos han puesto de manifiesto que éstas han sido muy activas, aunque su trabajo ha sido de base, alejado de los niveles de decisión.
Al analizar los órganos ejecutivos de los partidos en España se puede constatar lo siguiente (REIS, Abril-junio 1999):
a) Una representación de mujerescomparativamente inferior a su presencia en la militancia en el caso de los partidos de derecha y centro. Este dato resulta llamativo si tenemos en cuenta la mayor afiliación femenina en los partidos de derecha.
b) Una mayor representación femenina en las ejecutivas de los partidos de izquierda que en los partidos de derecha, fenómeno vinculado con la tradicional conexión del feminismo con lospartidos de izquierda y con la aplicación de cuotas en estos mismos partidos. Sin embargo, la afiliación en general es menor que en los de derecha.
Podemos concluir entonces que, aunque habiendo en todos los partidos mayor representación de hombres que de mujeres, en la derecha española la mujer es más activa políticamente pero no llega a la ejecutiva de los partidos, mientras que en los partidos deizquierda ocurre lo contrario, la afiliación de la mujer es menor pero ellas llegan en mayor número a los mandos más altos.
Para ver la realidad que presenta la élite política española me remitiré a la composición del Congreso de los diputados, representado en un 36% por mujeres y en un 64% por hombres. La cuestión es: ¿por qué la mujer no llega tanto como el hombre a la élite política, estandoen las mismas condiciones académicas para esos puestos? Judith Astelarra (1990) señala dos factores importantes que impiden el acceso de las mujeres a la élite política. De un lado, lo que ella denomina lobby masculino y, de otro, la ambivalente actitud de las propias mujeres, que influye en que no haya muchas dispuestas a participar en la lucha por el poder (debido quizá a una socialización másemotivacional). Desde mi punto de vista el problema del lobby masculino es el más importante en la discriminación de género, y es que parece que todavía hay prejuicios en torno a la mujer. Son los hombres los que están en el poder y quienes lo reparten, así éstos al tener arraigada la tradición discriminatoria pensando que las mujeres no son “capaces” vuelven a escoger a hombres para los altos...
tracking img