Evolucion del culto cristiano desde genesis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (736 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 9 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EVOLUCION DEL CULTO DESDE GENESIS HASTA HECHOS
SON 6 PERIODOS
A. Época postcreacionista y patriarcal .Ofrendas y Altares
- 1.- Primer Culto LA OFRENDA DE CAIN Y ABEL A DIOS
- 1.1 CAIN :Ofrenda legalista
- 1.2 ABEL : La mejor que tengo para Dios

Efesios 5 : 2 “ Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios enolor fragante.”
Hebreos 10 : 14 “Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados “.
2. Segundo Culto: Época de los Patriarcas: El culto se basa en el SACRIFICIO COMOOFRENDA A DIOS: Se realizan en Altares

Juan 3:16 “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna.”
Hebreos 13: 15“Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre”.
B.Epoca mosaico y monárquica
- 1. Tabernáculo: La presencia deDios se manifiesta y acerca en forma de nube y fuego .El culto de sacrificio y ofrenda es dictado por Dios a Moisés, en el tabernáculo y es oficiado por la casta sacerdotal de los levitas .
ElTabernáculo (hebreo “Mishkán” (מִשְׁכָּן) significa “Morada”. Antes de salir de Egipto los israelitas despojaron a los egipcios de una gran cantidad de oro, plata y joyas. El Tabernáculo era un “Templotransportable”, un “Templo peregrino para un pueblo peregrino” (Éxodo 25:8-9; Éxodo 29:44-46). A dondequiera que los israelitas viajaban en su peregrinación por el desierto de camino a la TierraPrometida (Canaán) llevaban su lugar de adoración consigo.
En el Nuevo pacto, los cuerpos de todos los creyentes en Jesús son llamados por Dios nuestro tabernáculo.
“Por que sabemos que si nuestramorada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere , tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos. Y por eso también gemimos, deseando ser revestidos de aquella...
tracking img